Advertisements
El Respiradero, Opinión

Mayo, el mes en el que renace nuestro corazón

Mayo es un mes distinto. Es una perogrullada que todos los meses del año son diferentes. Pero mayo tiene el aire de otro tiempo. De una época que habita todo el año en nuestro recuerdo. Su aire abraza lentamente nuestros corazones y nos embriaga de un perfume hermoso. El cielo es una pintura al óleo trazada con matices murillescos.

Por tantas cosas, no es casualidad que mayo sea el mes de María. Porque es ahora cuando empieza todo. Cuando la primavera llega a su máximo esplendor para ponerse a punto para recibir en la tarde a la Madre de Dios. Mayo es un locus amoenus. Donde en nuestra tierra nos podemos sentir vivos al tener la certeza de la llegada más cercana de María.

Ahora vivimos con la nostalgia de dejar atrás la Semana Santa. Porque como dijo Núñez de Herrera, la Semana Santa es un recuerdo y ahora vivimos en el más profundo de ese recuerdo. En la añoranza de lo que hemos dejado y en la abstinencia de una larga espera para poder revivir el mayor de los sentimientos.

Por eso llega mayo. Para acariciarnos, elevarnos y volvernos a enamorar de nuevo en la tarde primaveral. María ha vuelto en su mayor Gloria. En la Alegría que sacia de Salud nuestro alma. Ha empezado un nuevo tiempo, hermoso y envidiable. Y solo conocido por unos pocos que tienen la suerte de reencontrarse con lo que otros esperarán tanto tiempo. La Belleza que no solo bombea nuestros corazones en Semana Santa, sino todo el año cuando acudimos al encuentro de una Gracia que lleva por nombre María.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies