Internacional

Miles de cubanos piden “salud y fe” a Cachita, la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba

Miles de cubanos han llevado este miércoles girasoles y prendas amarillas para venerar a la Virgen de la Caridad del Cobre, la Patrona de Cuba, y pedirle “mucha salud y fe” en un momento complejo por la pandemia de covid-19.

El habanero Yeiler Crespo fue uno de los tantos cubanos que se sumaron hoy a la celebración con velas encendidas y prendas de vestir de color amarillo, con el que identifican a esta deidad conocida popularmente como “Cachita”.

“Pido mucha fe y salud para salir de esta pandemia y llamo también a los hermanos cubanos a que se unan por el bien común”, expresó a Efe el joven de 30 años a la salida de la Iglesia que lleva el nombre de la “Virgen Mambisa” en el municipio de Centro Habana en la capital cubana.

La pandemia impidió este año la procesión, mas la misa oficiada congregó a decenas de fieles que con sus mascarillas “cumplieron” con su Virgen y oraron por sus familiares enfermos.

“Creo en ella por todas las bendiciones que me ha dado”, dijo Marta Rodríguez, de 43 años; mientras Rosa Miranda, de 61, le suplicaba “salud” para su hija contagiada con la covid-19 y a punto de dar a luz. La jubilada Evangelina Valdivieso, a su vez, oró para “que nos dé salud, nos libre de la pandemia, nos proteja a todos con su manto”.

A finales del siglo XIX, los independentistas cubanos veneraron a la Caridad del Cobre en plena guerra de independencia contra España y la consideraron un símbolo de patriotismo e identidad.

Los esclavos africanos la reconocieron en su panteón yoruba como la deidad “Ochún”.

Fue coronada por el papa Juan Pablo II en 1998 cuando estuvo en Cuba, y homenajeada por los pontífices Benedicto XVI y Francisco, durante sus visitas al país en 2012 y 2015, respectivamente.

Según datos históricos, el 24 de septiembre de 1915 un grupo de veteranos de la guerra de independencia firmaron en el Santuario de “El Cobre” una carta dirigida al papa Benedicto XV en la que le pidieron que declarara a esta santa patrona de la isla, y el pontífice realizó la proclamación el 10 de mayo de 1916.

De acuerdo con la leyenda católica, la Virgen de la Caridad apareció por primera vez en 1612 con un niño en brazos flotando sobre una tabla en la que se leía una inscripción que decía: “Yo soy la Virgen de la Caridad” ante tres pescadores que navegaban en una barca por la bahía oriental de Nipe.

El Santuario de la Virgen de la Caridad, declarado Monumento Nacional en 2012, está ubicado en una colina de la pequeña localidad “El Cobre”, en la provincia oriental de Santiago de Cuba, unos 960 kilómetros al este de La Habana.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup