A paso mudá, 💙 Opinión

Nostalgia cofrade

Se aproxima el Miércoles de Ceniza, el comienzo de la Cuaresma, el comienzo del periodo más bonito del año. Noches próximas a la primavera ultimando actos, enseres, ensayos, esperando la Semana Grande.

Pero este año, el cofrade vive con nostalgia este tiempo de espera. La incertidumbre de saber que otro año más nos quedamos en casa es, incluso peor que cuando vivimos una Semana Santa de lluvia. Pero, ¿cómo trataremos de combatir esta situación? Sabemos que no pueden darse aglomeraciones por seguridad, no podemos realizar procesiones, no podemos realizar esta semana de la forma típica.

Y todo esto, nos crea nostalgia. Nostalgia por la lejanía con la que vemos un nuevo Domingo de Ramos con palmas y niños en los cortejos, con el sol reluciendo en la cara de Jesús Triunfante. Nostalgia por ver como Cristo Yacente hace el silencio por las calles y que posteriormente nos despierta la esperanza con la Resurrección. Esa es la esperanza que los cofrades necesitamos para poder combatir esta situación. Esperanza y paciencia, en pensar que más pronto que tarde podremos vivir nuestras procesiones en la semana mayor. Pronto volverán los toques de tambor, los sones de cornetas, la llamada del martillo y el silencio de la noche.

La nostalgia es un sentimiento de pena por la lejanía, ausencia o privación de algo que queremos. ¿No es esto lo que estamos empezando a vivir un año más?

Mientras tanto, vivamos de los recuerdos.

Un día menos para la Gloria.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup