La bambalina, 💙 Opinión

Nuevos aires

Llega el mes de julio, y aunque las ganas e ilusión de ver un paso en la calle no cesan, seguimos sin ver uno. Pero eso no quita tampoco que pensemos en los nuevos y grandes proyectos que algunas hermandades tiene entre manos, que vienen dispuestos en la mayoría de los casos a innovar y tratar de traer aire fresco a la cuna de la Semana Santa, algunos serán más aceptados que otros como es evidente, pero bajo mi punto de vista vienen proyectos muy buenos en general.

Acabamos de conocer el maravilloso palio que tendrá la Virgen del Dulce Nombre de Bellavista, que ha roto el molde de lo acostumbrado en palios sevillanos en todos los aspectos, empezando porque será el primero de estilo “Art Déco”, y bordado en plata sobre color ocre, en recuerdo de los antiguos palios que se usaban para las procesiones sacramentales, y para el color ha servido de inspiración un manto que posee la dolorosa, y continuando por la espectacular orfebrería de todo el conjunto, destacando los candelabros de cola con pavos reales en las bases.

La Semana Santa sevillana incorporará en un futuro próximo otros proyectos bastante atractivos, como los palios de los Dolores de Torreblanca, San José Obrero, el Carmen Doloroso o Pasión y Muerte (este último poco viable actualmente dado las dimensiones de la puerta y del techo de la Parroquia), a los que hay que añadir los de las Siete Palabras, la Milagrosa o San Jerónimo, actualmente en proceso, que renovarán los bordados y estilos a los que estamos acostumbrados a ver por las calles. En cuanto a pasos de Cristo también tenemos cambios y nuevos aires como el reciente paso del Señor de la Humildad del Cerro, que ha marcado un antes y un después en el tallado de respiraderos y canastos, o el aún desconocido nuevo paso de misterio de la Cena o los nuevos pasos de la hermandad de Pino Montano, que la corporación tiene en mente, o imágenes secundarias como las de San Jerónimo.

Todos estos proyectos vienen a engrandecer aún más si cabe la Semana Santa hispalense, con estilos artísticos inexistentes hasta el momento, cargados de simbología que crean auténticos altares en movimiento por las calles, que como todo lo que tiene que ver con el gusto, tendrá su público a favor y su público en contra, tampoco podemos dejarnos llevar por un boceto en papel o digital porque luego hecho realidad puede cambiar la expectativa, normalmente a mejor. ¿Aceptará la Sevilla cofrade esta nueva etapa artística que se avecina? ¿O será tan rancia como acostumbra en muchos casos? Sí es cierto que no todo vale, que todo tiene que tener un sentido y un significado, de momento todo está en los límites normales, quizás en un futuro si llegue algo que sea para echarse las manos a la cabeza, pero lo que viene en los próximos años es grande, al menos para mí.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup