En mi Huerto de los olivos, 💙 Opinión

Organismos oficiales, Obispado, Agrupación de Hermandades, elecciones y martillos

Madre mía qué enjundia tenemos para el artículo de hoy, qué barbaridad que dirían algunos. Vamos que nos vamos que hay mucho de qué hablar. Lo primero, espero y deseo que se encuentren bien tanto ustedes como sus familias. ¿Cómo estuvieron sus vacaciones veraniegas? Estupendo, empecemos.

Hay que ver la que se ha vuelto a liar con los organismos oficiales que si dan permiso o autorización a celebrar procesiones en unos sitios si y en otros no. Pues parece que ya se está dando esas autorizaciones. Bienvenidas sean. Ahora habrá que ver cuáles son las condiciones para poder realizar dicha procesión. Cada cual que mire a su alrededor y decida si estuviésemos en la situación de ellos que decisión tomaríamos o simplemente no tomaríamos decisión alguna. Porque desde la barrera qué bien se ven los toros, o, mejor dicho, en el tendido o aún más arriba -por cierto, de maravilla Finito de Córdoba el domingo en Cabra-.

Vuelvo a decir que yo quiero que haya de nuevo procesiones por nuestras calles, es verdad que Jerez, ha dado tanto un golpe en la mesa como que ha sido la primera en hacerlo, pero no es menos cierto que la incidencia va por zonas y es complicado aventurarse a lo loco. Lo que no veo bajo un paso y sus trabajaderas son a costaleros con distancia social, sea la distancia que sea, ni con bozal puesto, perdón quería decir mascarilla, aunque a algunos les vendría muy bien no quitársela.

En el aspecto de nuestro representante religioso pues en una homilía daba a conocer el malestar que teníamos los cofrades, porque, empezaba a ver de casi todos los actos profesionales, diversión o entretenimiento por doquier, con sus respectivas limitaciones sanitarias, pero han empezado, menos las procesiones… Habría que dar ejemplo lo mismo que con la palabra con la acción y ser un poquito más valientes, pienso yo. No es una crítica es simplemente una opinión.

Referente a la Agrupación de Hermandades, que ha tenido que tomar una decisión, que no nos gusta a casi nadie y créame que a ellos seguro que no, también. Repito los toros desde lo más alto de la grada se ven muy bien pero no se ven como en el mismo ruedo y esas decisiones no pueden ser fáciles de tomar y para tomarlas tendrán como es lógico muchas interpretaciones a tener en cuenta. No es llegar y decir vamos a la calle, y menos aún, después de los contagios que sigue habiendo en esta quinta ola y por si no lo recuerdan sigue muriendo mucha gente, demasiada todavía.

En la cuestión de las elecciones de hermandades hay que ver como utilizamos cada uno lo que nos interesa en nuestro interés. Y es que somos así. En función de lo que me juegue o nos juguemos hablo más o hablo menos. Si en unas elecciones a una nueva junta de gobierno, en una hermandad de donde sea, hay dos opciones, pues lo lógico es ver las opciones de una y de otra. Una, la que ha dirigido en el último mandato y otra, la que aspira a hacerlo.

Una, tradicional en realizar las cosas como hasta ahora con más pena que gloria, escuetamente haciendo lo que hay que hacer. La otra, por lo menos, con su aparición, se está moviendo tanto para bueno como para malo, pero todos nos podemos equivocar y podemos rectificar si así fuera necesario. La una, se mueve menos que los ojos de “Espinete” y la otra, pues ha puesto sobre la mesa sus cartas. A consecuencia de esa puesta de las cartas en el mantel de la otra, la una empezó a poner las suyas.

Y mirando los dos proyectos lo que la otra proponía, la una decía casi lo mismo, solo la una presento dos aspectos distintos que no pasan de ser meros hechos de mantenimiento y de actualidad y que de importancia tienen lo mismo que las carreras de caracoles. Si yo fuese hermano de esa hermandad miraría lo que hizo la una y miraría lo que quiere hacer la otra.

Y por último los martillos, ¡ay! Los martillos. Vaya parece que una de las candidaturas se mueve solo por los martillos, o sea la otra. No se mueve porque quieran cambiar los cultos que disponen la una hacia los titulares, no se mueve por que el cambio del hábito penitente, no se mueve porque piensan que sería bueno una restructuración o modificación en las medidas del paso de palio, no se mueven por cambiar aspectos que creen que no por tradicionales necesitan una proyección más actual a los tiempos que corren, etc.… y no se mueven sino por los martillos y el cambio de bandas… Tendríamos que ver por qué se mueve la candidatura una, porque levantar la polvareda de costaleros y músicos es porque ¿a ellos no le interesan ni los martillos ni las bandas?…

Vamos a ser más serios, cada una tiene sus intereses y sus decisiones para mejorar algo que se puede mejorar, la una y la otra. Lo que ocurre es que como la silla me la pueden mover, pues voy a levantar la alfombra con toda la basura y así con la polvareda se hará irreconocible todo lo que hay. Por cierto, las juntas de gobierno están para dirigir, mejor o peor, cada una lo hará en función de sus habilidades y conocimientos, no para dar, beneplácitos a puestos importantes para ir a un lado y otro en función de sus intereses.

Sean felices y extrapólenlo, hoy es San Gregorio y por San Gregorio, la pipa al hoyo.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup