Portada, Sevilla

San Benito cede el manto de Padilla a la Virgen de la Salud del Santo Ángel para su veneración

La Imagen de la Asociación del Cristo de los Desamparados preside el altar mayor del templo

La fraternidad entre las hermandades y corporaciones sevillanas es más que latente en el día a día, pero es en los grandes cultos y actos cuando se demuestra con más rotundidad.

El último caso ha sido el de la Hermandad de San Benito. La corporación del Martes Santo ha tenido a bien ceder el manto de color azul añil de la Virgen de la Encarnación, restaurado en 2020, a la Asociación de Fieles del Santísimo Cristo de los Desamparados del Santo Ángel para la veneración de la Virgen de la Salud, que viene celebrándose desde el día de ayer, 7 de diciembre.

La Virgen de la Salud del Santo Ángel con el manto de la Dolorosa de San Benito. Fotos: Asociación de los Desamparados.

La Imagen Mariana luce radiante con la pieza bordada y una saya rosa que combina la perfección, componiendo una estampa verdaderamente hermosa en el presbiterio de la Iglesia Conventual del Santo Ángel.

Manto histórico

El manto en tono añil bordado en oro de la Virgen de la Encarnación Coronada fue realizado por Leopoldo Padilla entre los años 1959 y 1962.

Asimismo, el taller de Mariano Martín Santoja restaura la pieza para la salida extraordinaria de la Dolorosa, en el año 2020.