Opinión, Otra manera de ver las cosas

San Rafael es cordobés

Se suele decir y expresar que empezamos a echar de menos las cosas, cuando las perdemos. Es hasta entonces cuando comienzas a añorar lo que tenías y en el momento actual, lo has perdido o simplemente te encuentras alejado de aquello.

Es exactamente lo que le ha sucedido a mi persona. Por motivos personales, no me hallo en el momento presente en la ciudad custodiada por el Bendito San Rafael. Me encontraba demasiado bien acostumbrado a pasear por los numerosos Triunfos de San Rafael, a contemplarlo en azulejos y casas. Destacando, el que se encuentra coronando la ciudad, en lo alto de la torre campanario de la Catedral, de la ciudad de Córdoba.

San Rafael en absoluto no es cordobés, simplemente y llanamente es el título de un artículo de opinión. San Rafael pertenece a la Iglesia Católica, y a todos los católicos, junto con los otros dos Arcángeles, San Miguel y San Gabriel. En cambio, allá donde se encuentre un cordobés, lleva a San Rafael en lo más profundo.

San Rafael Bendito, ya aparece en las Sagradas Escrituras, en el Antiguo Testamento, en concreto, en el libro de Tobías, que animo a todos a su lectura. A consecuencia de este pasaje bíblico, el Arcángel es representado iconográficamente con un pez y un bastón de caminante.

El significado del nombre Rafael medicina de Dios. Se implora para la curación del cuerpo físico y del alma, ya que ésta última, el alma, padece de enfermedades peores que las del cuerpo, siendo consecuencia las enfermedades físicas las del alma, ya que la antropología católica, el cuerpo y el alma es una unidad.

¿Por qué esa gran devoción en la ciudad de Córdoba?

Para comenzar, Córdoba no se entiende sin el Arcángel San Rafael. Sería una ciudad totalmente distinta e irreconocible a la que conocemos. Perdería su identidad, idiosincrasia y su ser como urbe.

Lo vivido, de una pandemia ¿Alguien piensa que es algo nuevo? ¿Qué nunca ha ocurrido? ¿Nos ha tocado solo a nosotros? ¿O ésta ha sido la peor que ha vivido la humanidad? La respuesta es no. Pandemias, así como enfermedades contagiosas han existido siempre, y parece que siempre habrá. Es entonces, cuando el católico implora la intercesión de San Rafael Bendito. La medicina de Dios.

Se data en la Ciudad custodiada por el Bendito Arcángel, cuando ocupaba la sede cordobesa el obispo Don Pascual, en la Edad Media, tuvo la primera aparición fray Simón de Sousa. En aquella época asolaba la pandemia de la peste, y es cuando este obispo bendijo una imagen de San Rafael para que terminaran los males.

En cambio, lo más conocido son las apariciones de San Rafael al Padre Andrés De Las Roelas. Se encontraba enfermo, e iba a rezar por su curación ante donde se creía que se hallaba el sepulcro de los Santos Mártires. Tuvo una aparición de los Santos Mártires y varias de San Rafael, confirmando que aquellos restos y la lápida encontrada en la Iglesia de San Pedro, son las Sagradas Reliquias de los Santos Mártires de Córdoba. La aparición más reseñada es la de un día como hoy, un siete del mes por excelencia en Córdoba: Mayo, cuando pronuncia el mismísimo San Rafael las palabras del juramento: “Yo te juro, por Jesu-Christo Crucificado, que soy Rafael, Angel a quien tiene Dios puesto pon guarda de esta ciudad

El padre Roelas recuperó la salud y los Sagrados huesos fueron depositados en gran relicario para su veneración por parte de todos los católicos.

San Rafael concedió a la ciudad de Córdoba, hasta el día de hoy muchos bienes espirituales, así como el evitar pandemias, pestes, males y dones particulares. Aquellos quienes han implorado su intercesión, comenzando por mi persona, me ha sanado en dos ocasiones y me ha dado muchos bienes espirituales. Y así, es si usted pregunta, a muchos cordobeses, como yo.

Mi enhorabuena a la Hermandad de San Rafael que en el día de hoy, va a instaurar una procesión anual, el siete de Mayo de todos los años, por las calles cordobesas de la bendita imagen de San Rafael, realizando un recorrido, como no podía ser de otra manera a San Pedro. La imagen del custodio se encuentra con las Reliquias de los Mártires Cordobeses. También mi enhorabuena a la hermandad de la Misericordia, encargada del culto a los Santos Mártires.

San Rafael Bendito, nunca abandones a la ciudad de Córdoba.

VII DE MAYO DEL AÑO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO MMXXII

CONMEMORACIÓN DEL JURAMENTO DE SAN RAFAEL