A pulso aliviao, Opinión

Santo Entierro Magno en clave electoral

A buena hora. La Hermandad del Santo Entierro ha dado por fin un golpe en la mesa, para decir alto y claro que Sevilla pide a gritos una procesión magna para la última jornada de nuestra semana grande.

Ni la autoridad eclesiástica, ni la que intenta imponerse a las hermandades (llamémosle Consejo de Cofradías), han movido un dedo en estos años por una celebración ya tradicional en la capital hispalense, en ocasiones muy puntuales sí, pero tradicional al fin y al cabo.

Hace 18 años que no se organiza esta procesión, y parece que en la nebulosa de 2023 la idea se va aclarando y definiendo, aunque aún no deja de ser un simple borrador.

¿Qué imágenes y corporaciones irán en el cortejo? ¿Cuáles serán los misterios que repitan su participación en el acto? ¿Y las bandas de música? ¿Cruzará el puente de Triana alguna hermandad en esa jornada?

Ésas son algunas de las cuestiones que habrá tiempo de plantear durante los próximos meses, pero por el momento hay una pregunta que sí conviene hacer en estos momentos: ¿Por qué sale esta informacion precisamente ahora? ¿Qué interés mediático puede tener sacar esta noticia a 11 meses del día en cuestión? ¿En qué puede influir que se sepa ya que algunas instituciones, más allá de la Hermandad del Santo Entierro, preparan un evento religioso de este calado?

Este humilde redactor lleva días dándole vueltas a la cabeza sobre la motivo del acto, y siempre lo relaciono, con una fecha simbólica: el 27 de junio, el día de las elecciones al Consejo de Hermandades y Cofradías.

Que nadie se llame a error porque simplemente se escribe en estas líneas un pensamiento en voz alta de un servidor, pero es muy curioso que un acto que tendrá poca o ninguna transcendencia mediática hasta la próxima Cuaresma se anuncie con tanto tiempo si no es para influir en un acto que sí repercutirá en la vida de las cofradías como es la cita electoral en San Gregorio, porque ciertamente influirá. Eso es un hecho impepinable.

Es algo totalmente lícito y respetable, aunque la realidad es que la preparación de un Santo Entierro Magno por parte de la actual Junta General del Consejo de Hermandades a poca más de un mes del paso por las urnas es una atractiva tarjeta de presentación frente a un candidato opositor con un gran equipo y un suculento programa.

El anuncio del posible Santo Entierro Magno no ha dejado por tanto indeferente a nadie, pero será dentro de un mes, en el momento en que los hermanos mayores elijan al nuevo presidente de la institución de la calle San Gregorio, cuando se vea realmente el efecto que esta decisión ha suscitado en las cofradías sevillanas.