Córdoba, ⭐ Portada

Se confirman las dos candidaturas en las elecciones del Prendimiento

Francisco Javier Martínez Gómez y Pilar Bascón Morales encabezan dos proyectos profundamente divergentes

El devenir de las cofradías no cesa, pese a encontrarnos en una época de grandes dificultades causadas por la crisis sanitaria y social que atraviesa nuestro país. Aunque muchos procesos electorales han quedado paralizados para el presente año, con el visto bueno de las autoridades eclesiásticas competentes, hay otras hermandades que han optado por proseguir con los mismos. Es el caso de la hermandad cordobesa del Prendimiento que tiene previsto celebrar un trascendental cabildo de elecciones el próximo 19 de julio, en el cual los hermanos de la corporación salesiana habrán de determinar quién es la persona encargada de encabezar la gestión de la hermandad durante los próximos tres años, sucediendo a Juan Manuel Baena que no optará a la reelección.

Con la mirada puesta en esta asamblea, dos hermanos de la corporación de la calle María Auxiliadora han formalizado sendas candidaturas a hermano mayor tal y como adelantamos en Gente de Paz el pasado 7 de junio. Ambos concurrirán al proceso electoral tras concluir el periodo de presentación de candidaturas y obtener la preceptiva anuencia de la mesa electoral. Por una parte, Francisco Javier Martínez Gómez, actual tesorero primero de la junta saliente que opta a encabezar un mandato cargado de ilusión y proyectos de alto calibre que profundice por el sendero de la estabilidad, la elegancia y el enriquecimiento estético que iniciase la cofradía de la mano de Juan Carlos Sanz Armada y continuase el actual máximo responsable de la hermandad, Juan Manuel Baena. Por otro lado, Pilar Bascón Morales, quien ocupara la función de camarera en la hermandad en fechas precedentes y aspira a revolucionar la corporación de la calle María Auxiliadora recuperando para su causa a nombres relacionados con épocas pretéritas, como Carlos Herencia o Bernabé Jiménez

De esta encrucijada deberá salir la persona escogida para suceder a Juan Manuel Baena en cuyo mandato la corporación salesiana ha profundizado en el enriquecimiento del canasto de su paso de misterio, ejecutado por los tallistas Miguel Ortiz y Manuel Jurado que se hubiera visto totalmente finalizado en la fase de talla en la pasada Semana Santa de 2020 de haber sido posible. En lo que respecta a capataces, Juan Horacio de la Rosa ha seguido al frente del paso de misterio durante todo el mandato, mientras que Juan Carlos Vidal se mantuvo hasta 2019, siendo sucedido por Jesús Ortigosa, quien hubiera comandado el paso de palio de la Virgen de la Piedad el Martes Santo de 2020 de no haberse producido la suspensión de las salidas procesionales. Todos ellos han aportado de forma notable altas dosis de buen gusto y elegancia en la forma de andar de ambos pasos, una de las señas inequívocas de identidad de la cofradía desde que Sanz Armada fuese elegido hermano mayor de la cofradía en el año 2013.

Finalmente, en lo que respecta a bandas, la Agrupación Musical Cristo de Gracia ha continuado siendo la música del misterio del Prendimiento durante estos últimos años, mientras que en el paso de palio la Asociación Musical de La Algaba sustituyó a la Banda de Música de las Mercedes de Bollullos Par del Condado tras la Virgen de la Piedad desde el año 2018. Ambas formaciones musicales están renovadas de cara a 2021. Elementos a valorar por parte de la asamblea de hermanos de la corporación, en cuyas manos se encuentra la responsabilidad de determinar si el próximo máximo responsable de la hermandad profundiza por el camino desarrollado en los últimos años o ha llegado la hora de cambiar de rumbo.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup