Advertisements
El Capirote, Opinión, Sevilla

Semana Santa 3.0

Vamos a asistir a la Semana Santa más digitalizada de toda la historia. Y hemos llegado hasta aquí porque está visto y, desgraciadamente, comprobado, que esta celebración se nos está yendo de las manos, sobre todo la Madrugada, y me remito a lo que sucedió el año pasado. Pueden realizarse encuestas e incluso puede preguntarse puerta por puerta sobre qué nos parecerá tanto control, pero nada va a impedir que estemos vigilados las veinticuatro horas.

Uno se lleva las manos a la cabeza porque la videovigilancia nos va a perseguir tanto o más que el cuadrante de los horarios a los pasos de las cofradías, pero no caemos en la cuenta de que todos nuestros datos están más que informatizados gracias a las nuevas tecnologías. Estaremos más seguros, pueden pensar ciertos colectivos, pero otros imaginamos que tanta seguridad nos llevará irremediablemente a pensar que eso nos despierta más inseguridad, y que las medidas se han tomado precisamente para que no suceda lo que acaeció en Arfe, el Salvador y otros tantos cruces.

Quien aquí escribe se encontraba en calle Cuna cuando tuvo lugar una avalancha en El Salvador mientras se encontraba allí el palio del Silencio. Contemplaba al Nazareno por calle Cuna y un estruendo provocó que las filas de los nazarenos se dispusieran a colocarse pegados a la pared, en un ejercicio realizado de tal modo que, si todos hubiésemos obrado así no se habrían sucedido tantos incidentes provocados por el pánico. Precisamente ha pasado casi un año y hacemos cábalas sobre cómo será la próxima Semana Santa. Y ahora que lo sabemos, nos llevamos las manos a la cabeza porque imaginamos que aquello será como una discoteca donde habrá desde luces de colores hasta karaoke incluido, cuando se ha repetido desde el consistorio que “nunca se va a utilizar ningún medio novedoso que ponga en peligro y difumine el elemento esencial que es la Semana Santa”, la última vez repetido ayer por Juan Carlos Cabrera, delegado de Fiestas Mayores, Seguridad y Movilidad.

Ahora nos centramos en cómo será la Madrugada o en los horarios del Martes Santo y volvemos a alejarnos de lo fundamental, de la conmemoración de la fiesta. No es extraño pensar que la Semana Santa está herida de superficialidad, porque las hermandades no están ajenas al discurrir del tiempo, y están insertas en la sociedad, como remarcarse aquí el próximo pregonero de la Semana Santa de Sevilla. No sorprende tampoco las palabras que en el día de ayer, durante la celebración del cabildo de toma de horas, Marcelino Manzano, el delegado de hermandades y cofradías del arzobispado, pidiese que se cuidara más el paso de las cofradías por el interior de las naves catedralicias, al ser el momento de oración fundamental y el verdadero hecho por el que las cofradías salen a la calle.

No hace falta abordar el comportamiento en la calle. No hace falta porque uno puede salir a ver una cofradía y lo habitual será encontrarse con sillitas, incluso en los cruces donde se pide que por favor no las utilicen, cáscaras de pipas y bolsas –solo les deseo a quienes las depositan que hagan una estación de penitencia– o los carritos pasando por encima como si fueran pasos ambulantes, por no mencionar a los que están deseando fervientemente que alguien pase por delante para montar un escándalo y protagonizar unos cuantos segundos con los focos apuntando hacia ellos, que también existen. De esta Semana Santa 3.0 todos hablan sobre las medidas tecnológicas pero pocos hacen hincapié en falta de educación, que será la auténtica lacra que terminará cargándose esta celebración centenaria, y no la megafonía ni los focos.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: