Advertisements
Sendero de Sueños

Una mirada de amor

Como a muchos de nosotros llegó a mi manos esta magnífica fotografía tomada el pasado lunes en las calles de Almonte cuando la Virgen caminaba hacia su casa. Tengo que confesarles que llamó muchísimo mi atención pues ante el gentío la pequeña está calmada, tranquila.

Y me puse a pensar, a recordar como me sentía yo a su edad bajo su mirada, una mirada que enamora a todo aquél que se postra ante Ella. Una mirada de madre buena que no te cuestiona, no te juzga, sólo escucha. Pero, ¿qué podría decirle la niña? Sólo ellas lo saben.

Me paré a pensar en que le dirá mi hija, que le dirá en voz baja. Qué conversación mantendrá con la Virgen que ocupa sus pensamientos y no hay día que no la nombre.

Me paré a pensar en todos aquellos que dicen que no saben rezar, ¡qué más da! Los niños no saben rezar y le hablan (para muestra, un botón). Sólo hace falta mirarla y hablarle como a tu madre, pues eso es Ella, nuestra Madre.

Me paré a pensar en la pena que me dan de todos aquellos que buscan en El Rocío o en la Semana Santa una manera de ser protagonistas, una manera de diversión, un hobbie, porque jamás verán la esencia de todo lo que conllevan y no sentirán el amor que desprende la Madre de Dios sobre nosotros, sus hijos como lo ha sentido esta niña con sólo una mirada y unas palabras.

Advertisements
Anuncios

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies