Advertisements
En mi Huerto de los olivos, 💙 Opinión

Y pasaron los Reyes Magos

Y pasaron los Reyes Magos, y cuando el mundo cofrade debería empezar a estar en ebullición, y cuando el mundo de los costaleros debería empezar con las igualas y los ensayos, y cuando el mundo de los priostes y mayordomos debería empezar a tener mucho trabajo y brillo, preparativos y demás aspectos, y cuando el mundo de los Diputados Mayores de Estación de Penitencia deberían de empezar a ver sus equipos de nazarenos y papeletas de sitio, y cuando las bandas deberían afinar sus ensayos, y cuando las cererías a preparar sus encargos, y cuando los artistas a terminar sus trabajos, y cuando…

Resulta que todos estaríamos esperando a iniciar estas tardes de la pre Cuaresma, todos esperamos a una reunión el próximo día 13 que nos devolverá a la cruda y cruel realidad de que, por segundo año consecutivo, las hermandades no podrán realizar sus salidas procesionales. Por supuesto que Semana Santa va a haber, como la del año pasado. Pero ésta será distinta porque el año pasado todo se suspendió una vez comenzado.

Pero mientras llega esta reunión el miércoles que viene, el martes 5 de enero, vivimos una Cabalgata de Reyes Magos muy diferente. Los que pudimos ver por un instante la comitiva aérea, tuvimos sensaciones contradictorias. Nos daba alegría de ver a los Reyes Magos, no muy de cerca que digamos, pero en ese intento de que las Majestades de Oriente llegaran a Córdoba, sabíamos que estaban sobrevolando el cielo de la ciudad más bonita del mundo.

Y en este trabajo, que por parte de nuestras instituciones han realizado, con sus aciertos y errores -reconocidos y pedidas sus respectivas disculpas- entran en juego las chirigotas políticas de nuestra ciudad -respeto absoluto a las chirigotas carnavalescas- y empiezan a criticar de una manera atroz, por parte de algunas, y de una manera más suave otras que son compañeros de un mismo viaje.

Unos partidos políticos (PSOE e Izquierda hundida, perdón Unida) que, durante su mandato han dejado la Cabalgata de Reyes Magos de toda mano, dando un espectáculo lamentable y demencial a lo que es la representación de la Epifanía del Hijo de Dios y su celebración, ahora les sale la vena artística y creyente, ellos que dicen que no creen. De Podemos paso, no pierdo el tiempo en hablar de ese engendro político. De VOX y Ciudadanos, me llaman poderosamente la atención sus críticas. De Ciudadanos, compañeros de viaje en esta legislatura municipal es complicado de entender. De VOX, con su crítica feroz y diciendo que no se ha pensado en los niños. Si hubo una Cabalgata aérea fue por los niños al igual que los padres de los niños que deberíamos de no perder la ilusión y transmitírsela a nuestros vástagos. Y la situación de la pandemia no aconsejaba a que se hiciera para que hubiese una multitud de personas reunidas y con ello expandir aun más la pandemia. Y si no, tiempo al tiempo, con las nuevas medidas.

El Ayuntamiento de Córdoba por medio de sus dos voces más representativas de dicha organización, José M.ª Bellido, Alcalde de la ciudad, y Marian Aguilar, teniente de Alcalde de Promoción del Ayuntamiento de Córdoba, tomaron decisiones en función de las razones técnicas y meteorológicas que les indicaban los técnicos. Al terminar la Cabalgata aérea dieron sus pertinentes explicaciones y pidieron disculpas por los errores cometidos, asunto que en política y en ciertos niveles de políticos es altamente complicado y difícil por los egos de los mismos.

Creyeron que era la mejor manera, para que cada familia pudiese contemplar desde sus azoteas, terrazas o balcones la Cabalgata. No salió de la mejor manera, pues puede ser. Pero lo mejor de todo es que lo intentaron de una manera, que con la dificultad que hay, creo fue acertada. Otros, con sus acciones, desprestigian a la Cabalgata de nuestra ciudad por sus sin sentido de la misma ya que su poderosa razón política les impide pensar en los niños. Sólo en salir del paso y realizar lo que realizan malamente. Y para muestra, tiren de hemeroteca en los últimos años.

Lo dicho, tengo un conocido, que si hace sol se queja, si hace frío se queja, si es de noche se queja, si es de día se queja, si cambian la hora se queja, si esto lo hacen así se queja, si lo hacen “asao” se queja, y para saber lo que sabe se queja de los demás. De los que le gusta mover hilos tras la cortina, para que nadie lo vea, pero todo el mundo sabe que está ahí.

Sean felices y extrapólenlo, no se quejen como mi conocido. Quien se niega a reconocer sus errores jamás podrá triunfar, pero si los acepta y corrige, tendrá una nueva oportunidad, “humildad”. Este consejo es fantástico.

A cuarenta días de que sea Miércoles de Ceniza.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup