Advertisements
Opinión, Sendero de Sueños

Yo me entiendo

Y llegó mayo casi sin darnos cuenta. Deshojando el calendario despacio pero sin pausa, llevándonos hasta el mes de las flores. ¿Pero qué más bella flor que una madre?

Sin embargo, hay madres que van a vivir este día con nostalgia, con tristeza, como aquellas que perdieron a sus hijos o hijas en manos de algunos que no pensaron en las suya cuando acaban con la vida de su ser más amado.

Llegó el mes de las flores y con él el mes que llenamos de flores a María. Un mes cargado de colores y olores, que nos recuerdan los senderos de la Sierra de Aras, la campiña o el olor marismeño del romero.

Llegó mayo y con él la explosión de sonidos del cantar de los pájaros, el repique alegre de campanas, el de los niños cantándole plegarías a María, el del cohetero o el de la flauta o el tambor.

Llegó mayo y con él la inmensa fortuna de ver en la calle a Araceli, Divina Pastora, María Auxiliadora o Rocío. Un momento único para poder vernos reflejados en Ellas y darle gracias por todo lo recibido.

Llegó mayo, mi fin y mi principio. Como dice un amigo “yo me entiendo”.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: