Advertisements
En mi Huerto de los olivos, 💙 Opinión

31 de diciembre, se va el 2020

“San Silvestre, despídete de éste” y nunca mejor dicho de este año, que muchos hace un justo un año esperábamos con ensueño y ahora queremos que acabe ya. Casi todos hablan de lo nefasto de este año y creo que tienen muchísima razón. 

Nos hemos quedado sin muchos eventos que nos gustan muchísimo a todos los cofrades. Parece que algunos han tomado ya decisiones que pueden seguir afectándonos, por aquello de nuestros gustos y devociones. 

El 2020, está siendo calamitoso de solemnidad con los más de 70.000 fallecidos por la pandemia, aunque algunos digan que están logrando que vaya mejor, más de 35.000 empresas echaron la persiana definitivamente a causa de la crisis sanitaria y económica, además de esas empresas los puestos de trabajo que conlleva esos cierres de negocios. Hemos pasado mucho tiempo sin poder ver a nuestros familiares más queridos. No tenemos la alegría que teníamos antes a la hora de quedar, vernos y con ello abrazarnos y besarnos. Antes nos veíamos la cara sin problema, ahora la tenemos tapada por la mascarilla. Ahora de abrazarnos nada de nada un escueto saludo con levantar las cejas o un toque entre brazos o codos. Y ya lo de besarnos, lo mismo pasa a la historia, según dicen los expertos y entendidos. Medidas de seguridad por aquí y por allí. Pero aún así, parece que en la sociedad de pocos valores que seguimos teniendo, todas las precauciones y medidas de seguridad solamente son para unos pocos, para los otros pocos siguen yendo por libre y así estamos a las puertas de la tercera ola.

Otros preocupados, si la España que conocemos y la que estamos viviendo, está más preocupada si es monárquica o republicana. Me preocupa más que no me infecte por uno de los  que van por libre y así no infectar yo a uno de mis seres más queridos. Me preocupa más el poder tener un sueldo digno para poder tener lo mismo de antes, mientras otros alardean de sus sillones y bolsillos llenos. Me preocupa más ayudar a las miles de familias que no tienen lo que tenían antes y así la solidaridad que siguen mostrando los mismos de siempre. O sea, Cáritas, hermandades, parroquias. No veo a nadie de la izquierda progresista en ninguno de estos sitios. Estos de la izquierda más preocupados de los que no pensamos como ellos, claro entonces directamente eres un fascista.

Más preocupados de las fotos y la publicidad y salir bien puestos a estar con los ataúdes que inundaban los tanatorios y cementerios de cada ciudad española. Esas fotos no van con ellos. El tapar la real y cruel realidad de este 2020, cortinas de humo y de fake news. De ver como nuestra sanidad pública estaba desbordada y sin medios suficientes para luchar contra esta epidemia. Ellos se han curado en hospitales y clínicas privadas, pero seguimos tragando porque tenemos un bajante de comunidad y parece que nos da igual casi todo, por no decir todo. Y con su arrogancia, parece que los males de nuestro país y en especial en la región catalana todos somos culpables. ¡Perdona! Si nosotros no cumplimos la ley o declaramos la república independiente de nuestra casa, nos cascan con el peso de la ley y de su Constitución.

Tenemos que estar contentos porque nos van a subir hasta por decir el buenos días, pero seguiremos con nuestras tragaderas. Si se fijan y dan cuenta, cuando ellos no fueron capaces de tomar medidas para solucionar esto a tiempo ahora nos dicen que nos debemos de quedar en casa el mayor tiempo y por supuesto cuanto menos estemos juntos mejor. La mascarilla ahora la vamos a tener durante algún año más y así tendremos colecciones de tapa caras. Recuperar la manera de vivir que teníamos será cuando vuelvan las oscuras golondrinas…

También decía la poesía de Bécquer…

“Pero aquellas, cuajadas de rocío

cuyas gotas mirábamos temblar

y caer como lágrimas del día…

¡esas… no volverán!

Así deberemos de recordar a los que ya no están con nosotros y a la misma vez estar agradecidos de que nosotros estamos aquí, ya que algunos aún no lo hemos cogido. A los que han superado esta opresión hay que darles la enhorabuena por su fuerza y valentía por pasarlo tan mal…

A los cofrades hay que darles las gracias por su templanza, solidaridad, paciencia, mesura. Hemos pasado un año muy difícil y complicado y parece que este que entra en unas horas también lo va a ser. Siempre nos quedará la esperanza tanto en el ánimo como en nuestra voluntad de luchadores y ahora en una vacuna, chicotá de las duras de verdad. Como dice un amigo mío seguiremos con la pre Cuaresma más larga de lo normal. 

Seguiremos restando uno a uno los días hasta llegar a nuestra Semana Santa.

Sean felices y extrapólenlo. Disfruten de la última cena de este año con quien puedan hacerlo y si lo hacen solos, pues disfruten porque son ustedes unos verdaderos héroes en medio de una pandemia y de una crisis sanitaria, social y económica como pocas hemos pasado a día de hoy. Les quiero, que tengan una buena salida de año y disfrutemos de la entrada del año 2021, un año entero para la esperanza de volver a la vida que teníamos antes.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup