Advertisements
El viejo costal, 💙 Opinión

Ahora lo necesario, los estatutos, ¿no?

Me quedé sorprendido cuando a unos días de finalizar su mandato nuestro actual presidente de la Agrupación, D. Francisco Gómez Sanmiguel, presenta y entrega a los hermanos mayores a modo de documento de trabajo un borrador del proyecto de los nuevos estatutos de este apreciado organismo.

Y creo que si bien es oportuno cualquier momento para intentar conseguir remediar una carencia sea del tipo que sea, a veces no es tan oportuno hacerlo tan al extremo de un mandato.

A su favor y bien es verdad, D. Francisco ya intentó regular por este medio el funcionamiento de nuestras hermandades cordobesas, y la relación entre unas y otras, pero en pleno fue rechazado este proyecto, amén de que no era este el único intento.

Ahora que está por finalizar su mandato, viene D. Francisco a intentar resolver con esta propuesta algunos de los problemas que creo que él mismo ha sufrido durante el periodo de su mandato, me quedó claro al ver algunas notas de estos estatutos, y tengo la plena seguridad que la intención no es nada mala, al contrario, creo que trata de evitarle a sus sucesores algunos de los problemas que él mismo ha sufrido.

Por ejemplo, está claro que regular unas exigencias mínimas a las aspirantes a nuevas hermandades, no está nada mal. Pedir que se tenga la menos una experiencia de 10 años procesionando en vísperas, o cuando se le pide un número mínimo de hermanos nazarenos, estado de terminación de sus pasos, mantenimiento de las tradicionales formas, etc. todo según lo veo yo, serán elementos claros que solo aumentarán la calidad de nuestra Semana Santa.

Que no se pueda iniciar o finalizar la Estación de Penitencia desde la Mezquita – Catedral de Córdoba, (salvo que la misma no forme parte de la carrera oficial) y que no existan dudas razonables sobre la viabilidad de poder realizar tanto el recorrido de ida como el de vuelta desde las respectivas sedes canónicas, solo nos evitará las dolorosas imágenes que algún zanco golpeando el suelo en los regresos a sus templos, problemas que planteados quedan pendientes de resolver por la persona que le suceda en su cargo.

Pero es que, durante su mandato, todos hemos visto que le han ido colando algún que otro gol de estos tipos, y que ya quiere D. Francisco dejar resuelto en este nuevo proyecto de estatutos, la experiencia de haber pasado por algún que otro mal rato, se nota en esta propuesta. Seguro que la intención del equipo de D. Francisco, no es dejar un pufo a su sucesor, sino más bien una posibilidad de que no le metan los goles que el mismo ha sufrido.

Quizás sería más el momento de resolver problemas como el de la segunda puerta, por donde debería de pasar la Carrera Oficial y que ahora no podrá hacerlo, quizás sería el momento de analizar los periodos “Ad experimentum” de las que hay o las que vienen de camino, más que nada para que todas fuesen iguales ante los ojos de los cofrades.

Quizás ahora es el momento de que nuestros hermanos mayores, se tomen su tiempo, analicen con minuciosidad las entrañas y el espíritu de esas letras y proyecto, y vean que no creo que sea una herencia si no un resumen de experiencia para evitar algunas cosas no adecuadas y discordantes con nuestra tradición, seriedad, y clase de nuestra peculiar Semana Santa.

Y que voten en responsabilidad y conciencia.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup