Advertisements
Córdoba

Así fue el hermanamiento entre la Paz y Esperanza y Amor y Paz de Lucena

La jornada del 9 de noviembre pasará a formar parte de los anales de la historia de dos corporaciones vinculadas para siempre por obra y gracia de la gubia de Juan Martínez Cerrillo, Amor y Paz de Lucena y Paz y Esperanza de Córdoba toda vez que en el transcurso de la emotiva eucaristía, celebrada en la Iglesia de la Merced, en memoria del imaginero bujalanceño, tuvo lugar el acto de hermanamiento entre ambas corporaciones penitenciales. Un hermanamiento suscrito por José Luis Crespillo Guardeño -hermano mayor de la Cofradía del Amor- y Enrique Jesús Aguilar Amil -hermano mayor de la corporación cordobesa-.

Después de la firma ambos hermanos mayores se intercambiaron sendos documentos que certifican el hermanamiento así como recuerdos de este acontecimiento histórico. En concreto, Aguilar entregó a Crespillo la medalla de la corporación capuchina, un broche conmemorativo de la coronación -al igual que hizo con el resto de cofradías presentes- y un cuadro con la imagen de la Paloma de Capuchinos, mientras que el máximo representante de la hermandad lucentina hizo entrega de una rama de olivo de plata sobredorada, realizada por el joyero cordobés Manuel Valera, y un cuadro con las imágenes de ambas dolorosas. Un emotivo acto enmarcado en una jornada inolvidable.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies