En mi Huerto de los olivos, 💙 Opinión

Cambios

Nos encontramos en un tramo del año, en el cual, nos afloran los cambios por doquier. Cuando restan poco más de dos semanas para el cambio de año, empiezan a llegarnos a nuestras cabezas, conceptos de cambio. Cambio por esto, cambio por aquello, cambio por cualquier motivo o causa. Empezaremos a llenar de mensajes las rede sociales, donde expondremos que vamos a querer cambiar en tal o cual aspecto de nuestras vidas o relaciones.

En este mismo aspecto del cambio, pues se extrapola, a todo lo que nos rodea en medida y forma que se crea oportuno o conveniente. Así de esta guisa les llega también a las hermandades, y como a todos nosotros, nos gusta enterarnos de los cambios en el mundo del llamador o el cambio de la banda tal por la banda cual.

Y estos cambios, nos gustan muchos enterarnos de ellos. Quieran realizará el cartel de Semana Santa, el de las Glorias, el pregón de Semana Santa, el de las Glorias, etc, etc. Ese cambio que suena para el Viernes Santo, de una hermandad nueva. Pero entre todos estos cambios, me llama poderosamente la atención, el posible cambio de sede canónica de una hermandad. Si también es del Viernes Santo.

Un cambio realmente importante para dicha hermandad por la trascendencia que tendrá en el devenir de su vida rutinaria. Un cambio que deberían de tomar, o no, con un porcentaje alto de participación y que el resultado sea para irse a la nueva sede o quedarse en la actual, con un margen importante del sí o del no. Porque si no hay ese porcentaje, habrá una división importante y creo que eso no sería bueno para la hermandad, ni sus hermanos.

De todos es conocido, ya que lo lleva en su título, de ser una hermandad franciscana. Y la nueva sede así lo es. No es menos cierto que lleva muchos años ubicada en una parroquia y en un barrio histórico de nuestra ciudad. Pero quizás su junta de gobierno, esté viendo que ese posible cambio, sea un salto cualitativo y cuantitativo para dicha corporación.

Tienen hermandades cercanas como son la del Señor de Córdoba y Cristo de Gracia, pero no es menos cierto que se encontrarían en una ubicación, donde no hay ninguna hermandad y podrían tener una influencia a nivel del colegio como del propio barrio. Todos conocemos de la labor social de dicha hermandad, que es importante, y esto le puede ayudar tanto al barrio como a la propia hermandad, congregación y colegio.

Algo que me reitero, es que la decisión que tomen sus hermanos sea consensuada y equilibrada, para el bien de la propia hermandad, sea cual sea la resolución que salga en su Cabildo Extraordinario, de seguir en su actual ubicación de Santiago o marcharse a Guadalupe.

Así estaremos atentos a los acontecimientos, al igual que en otras hermandades del Viernes Santo, que están ahí por designar acontecimientos que nos gustan a los cofrades de esta ciudad.

Por otro lado estamos en época de Adviento para recibir al Hijo de Dios, así comencemos a preparar a nuestros corazones, para esos cambios que debemos de realizar.

Sean felices y extrapólenlo. Por cierto, que aspecto tiene la calle José Cruz Conde, con el arco de luz y sonido que ha instalado la empresa Iluminaciones Ximénez, de Puente Genil, por designación de este Ayuntamiento de Córdoba, para transmitir lo que es la Navidad. Como dice una activista ecológica que le están robando su infancia por la ecología, aquí algunos nos han querido robar la infancia de lo que es la llegada del Hijo de Dios y la llegada de los Reyes Magos de Oriente, aunque algunos también quieran politizar esto.

Pd.- Y la calle para la saga de capataces de la familia Sáez, pa’cuando?

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup