El viejo costal, 💙 Opinión

De la soledad de algunos altares, y el populismo de otros lugares…

Leía con asombro, que alguna hermandad de mi ciudad va a montar sus pasos incluidos los titulares y los expondrán durante toda la Semana Santa a la visita de los cofrades y cristianos en general que deseen pasar unos minutos en tan soberana presencia.

Y esto, estaría en concordancia con la historia de esta hermandad, siendo una de las más populares de la ciudad, tradición obliga, y adoptando esta medida persigue continuar siéndolo, salvo por el riesgo innecesario que van a correr, básicamente por la situación sanitaria del momento.

Quien conozca la hermandad y el sitio donde han de ser expuestos los pasos, sabrá de lo que hablo, hablo del espacio reducido de las naves de los pasos, no existe suficiente capacidad para separar a los visitantes, y a los que hagan turnos de vela, ya que el espacio y los cuellos de botella de botella en ambas puertas, así lo impiden.

Por la autoridad civil y eclesiástica no debería de existir problema, pero la realidad obliga a solicitar especial cuidado en la posibilidad de una posible transmisión o contagio de este maldito virus, de incierto origen.

En tanto esto sucede los altares del interior del templo estarán solitariamente abandonados, concentrando a todo el personal en el angosto pasillo de los laterales de las naves de los pasos, soledad en los altares, que de no ser así la gente estaría repartida entre la nave de los pasos y los altares de los titulares, bajando la incidencia y la masificación al cincuenta por ciento.

Todos los hermanos mayores de esta hermandad han sido “populistas” en sus determinaciones y en casi la totalidad de sus acciones, pero nunca hasta la fecha irreverentes para con sus sagrados titulares, recuerdo que en algunas presentaciones a los hermanos como por ejemplo un manto de su titular, se colocó el paso con el manto sobre el pollero, pero sustituyendo la sagrada imagen de su titular por una fotografía de tamaño idéntico a la bendita imagen, no permitiendo que la misma fuese observada como una pieza museística, que es al fin y al cabo en lo que quedarán si salen de sus altares para ser colocadas en una nave de enseres durante los siete días de nuestra Semana Grande.

Esta junta de gobierno, ya sacó el rosario de su bendita titular a la Plaza de su templo, valiente esta junta, como siempre lo han sido, pero no llego a entender como ahora no lo hacen con los pasos, y solo se ciñen al poco espacio de las naves de los pasos.

Los altares en soledad, las naves de los pasos abarrotadas de personas, quiera Dios que no se genere ninguna transmisión ni contagio, y que se puedan adoptar tantas cuantas medidas sanitarias sean oportunas.

Dirán que no es una exposición, que son altares itinerantes, pero no creo necesario señalar, que no se van a mover del sitio, y que el itinerario será muy corto o inexistente.

Dirán que los hermanos lo reclaman, dirán lo que quieran decir, para justificar este populista acto, y dejadme que yo pueda decir, que los altares están solitarios, y en algunos casos, deberían de estar abarrotados, que este año tampoco toca ver pasos, este año toca seriedad en las determinaciones, menos populismos, y más conciencia en lo que se hace, menos jugar con la pandemia y más proteger a los hermanos, e intentar venerar de forma adecuada a los Sagrados Titulares, lo que conlleva no usarlos como meras obras de arte, expuestas en un museo mal diseñado.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup