Advertisements
Racheando

El «extraño» retorno del complejo provinciano

En un mundo cada vez más globalizado, parece mentira que tenga que venir hoy a hablar de provincianismo, aquella tendencia del siglo XIX a ensalzar las virtudes de la patria chica, defendiendo las costumbres propias de la provincia frente al resto de las vecinas. Mucho de aquel provincianismo acabó evolucionando en el nacionalismo que hoy vivimos en nuestro país, pero parece que a veces, algunos, que van de élites, se han quedado en aquella época.

Me van a acusar de no ser yo andaluz como para saber qué pasa en esas tierras, pero la cosa es que por familia política si sé y, además, leo la prensa – la cofrade y la general -. Y sí, yo soy lector de ABC igual que leo El Correo y El País, y, como lector del ABC, leo su suplemento cofrade llamado Pasión en Sevilla y, también, me sorprendo de cómo permiten publicar ciertas noticias con algunos titulares que bien podrían parecer sacados de las primeras tiradas, allá por el siglo XIX, y no, no voy a culpar al redactor de la noticia, porque es general el provincianismo que destila ABC, también en mi comunidad autónoma lo padezco con el provincianismo en favor de Valladolid.

Leer hoy en día «Sevilla proyecta un nuevo paso de palio para Granada» es parecido a escuchar a Donald Trump hablar de su vergonzoso muro protector de la inmigración, algo totalmente anacrónico e imperialista, en los que tan sólo me ha faltado imaginarme al Sr. Cretario (si supiera quién es…) a lomos de un corcel blanco enarbolando el estandarte de Granada desgarrado tras la histórica conquista llevada a cabo por su más destacado diseñador Javier Sánchez de los Reyes.

¡Granada ha caído bajo Imperio Cofrade Hispalense, gloria eterna al conquistador! Los golpes de pecho los estoy escuchando desde León… Pero, una pregunta. ¿Sevilla es Javier Sánchez de los Reyes? ¿Todo Sevilla es el diseñador? Porque me ha dado por pensar qué hubiera pasado si cualquier otro medio hubiese titulado «Córdoba conquista Sevilla y la Coronación de la Victoria de Cigarreras» cuando Rafael de Rueda diseñó el guión de la Coronación Canónica de la Victoria así como su llamador o cuando recuperó el manto de la Virgen de las Lágrimas de la Exaltación o la magnífica túnica para el Señor de la Salud. O, quizás… «Granada expande su arte a La Madrugá sevillana» cuando Álvaro Abril diseñó una saya que portó la Esperanza Macarena.

No puede haber titulares así, y menos en medios de la categoría que se le presupone a Pasión en Sevilla. Una mirada basada en una tendencia anticuada, donde lo sevillano es mejor que todo lo que sea de fuera. El arte cofrade es universal, al igual que el arte de Sevilla y la esencia de Sevilla ha triunfado en muchas partes de España, en Sevilla también han calado cosas ajenas, como estilo musical de los Bomberos de Málaga.

Sevilla es necesaria al mundo cofrade, el resto del mundo cofrade es necesario para Sevilla. Y si no… recuerden que Juan de Mesa era de Córdoba y Martínez Montañés, de un pueblo de Jaén.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies