Cruce de gallardetes, 💙 Opinión

El Niño de la Esperanza

En estos días, hemos visto como a lo largo de la geografía se celebró la fiesta de Nuestra Señora de la Esperanza, rindiéndole los cofrades culto a María en esta advocación. Veneraciones, salutaciones, triduos, rosarios, misas y un sinfín de cultos en los que María ocupó el centro de las miradas y lleno de contenido las redes sociales de los cofrades.

Contra más se ame a María mejor, contra más nos recreemos en María mejor, contra más nos apoyemos en Ella para vivir el adviento mejor, contra más nos reunamos en torno a Ella para adorar a Jesús mejor que mejor.

Siempre con Ella de la mano al encuentro del Mesías, que en menos de una semana, vendrá a la tierra para traernos la salvación. La cuenta atrás ya está en el calendario y en breves días, María y José llamarán a nuestra puerta para pedir posada ¿Seremos capaces de hacerle un sitio?

No nos quedemos solo en lo externo, no nos centremos solo en la realeza de María, no nos quedemos solo en subir historias a nuestras redes sociales y realizar postureo cofrade en torno a la Virgen de la Esperanza, no nos quedemos solo en lo efímero, en el momento, pues sino, nuestro adviento será vacío.

De la mano de María, Reina de la Esperanza, abramos nuestro corazón y nuestros sentidos para recibir al mejor de los nacidos, a Jesús, el niño de la Esperanza.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup