El Capirote, 💙 Opinión

El pestiñazo de Cuaresma

En la programación preparada por el Consejo todo parecía ir sobre ruedas hasta que acudimos esta mañana al no pregón de la Semana Santa. Una selección —no sé muy bien basada en qué— de una serie de pregoneros que se subían al atril para rememorar fragmentos de antaño que según algunos —reconocidísimos críticos literarios han de ser— se trata de los mejores que nos ha dejado este acto desde que comenzara a celebrarse, iniciado por Federico García Sanchís en el Teatro San Fernando en el lejano año de 1937.

Así que nos hemos entretenido esta mañana con un potpurrí de versos donde pretendían encandilarnos con la ilusión de una nueva Semana Santa. Pero el experimento no ha parecido ser del agrado del gran público si nos atenemos a las opiniones vertidas en las redes sociales. En cierto aspecto, esta idea recuerda a los cantantes que de capa caída intentan reflotar su carrera musical a base de duetos con artistas que rememoran su glorioso pasado. Y algunos lo intentan, pero otros fracasan en la travesía.

¿A quién se referirá este usuario?

El Consejo ha sabido rodearse de personalidades alguna de las cuales cuentan con cierta influencia. Escoger a varios periodistas es un valor seguro, porque desde los medios de comunicación se va a dorar la píldora a los colegas de profesión. Adornamos el acto con auténticos poetas que recitan como pocos y ya tenemos otra actividad más para deleitar al pueblo. Porque en este año hemos tenido cartel para anunciar la Semana Santa pero no hemos tenido pregón porque no tendremos pasos en la calle. Como si no pudiera declamarse un texto con referencias a cómo viviremos de puertas hacia adentro la semana más hermosa del año.

Ha habido gratos momentos, como volver a escuchar a Rubio, Caro Romero, Herrera o García, uno de los mejores poetas que tenemos en la ciudad, el recuerdo de García Reyes a Rafa Serna, los versos de Rodríguez Buzón. Pero, ¿hubiera sido más memorable aún si cada uno de los que hoy se han subido al Maestranza hubiera construido nuevos pasajes? ¿Acaso no hubiera sido deleite asistir a nuevos versos de Rubio o Caro Romero?

Por tener este no pregón ha tenido hasta un aplauso para monseñor Asenjo pedido por el presentador. Una ovación para quien hace diez años llegó y se encontró con una oposición que ahora le rinde pleitesía. ¿Cuál será el próximo invento del Consejo?

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup