De Cerca

Entrevista | José Félix Romero: “El consejo ha perdido un peso grandísimo, el cual se debe ir recuperando”

Entrevistamos al candidato a la Presidencia del Consejo de Hermandades y Cofradías, José Félix Romero Serrano, a dos semanas de unos importantes comicios que repercutirán en el futuro de las hermandades sevillanas en los próximos años

Romero habla de su proyecto y equipo, de la carrera oficial, la gestión de las hermandades, el Sábado Santo Magno, el posible cambio de sede del consejo o el futuro Museo de la Semana Santa, entre otros muchos temas

José Félix Romero en la presentación de su candidatura. Foto: Alejandro Sigüenza.

• Quedan apenas dos semanas para las Elecciones del Consejo General de Hermandades y Cofradías, a las que usted se presenta. ¿Cómo está viviendo este tiempo previo?

Lo estoy viviendo con muchísima intensidad, visitando hermandades y hablando con hermanos, transmitiendo y recibiendo mucha información sobre las necesidades de las cofradías.

Salida de la Hermandad del Baratillo en Semana Santa. Foto: Bares de tapas en Sevilla.

• Estas votaciones llegan dos meses después de la ansiada Semana Santa 2022. ¿De qué manera la experimentó y cuál es su balance?

Como cofrade la he vivido con un entusiasmo grandísimo tras dos años sin cofradías en la calle. Pero si a eso le añadimos la experiencia como candidato, aún más.

He estado visitando hermandades desde el Viernes de Dolores al Domingo de Resurrección por las mañanas. Y por la tarde iba a ver las procesiones como todos.

También es verdad que la visión que he tenido este año ha sido analítica, fijándome más en cómo van los cortejos, qué distancia llevan, qué parones hay, qué retrasos se han producido, etcétera.

“(…) La visión que he tenido este año de la Semana Santa ha sido analítica”

Y a partir de ello he llegado a la conclusión de que hay muchos puntos de mejora y de coordinación.

Semana Santa en la Avenida de la Constitución. Foto: Sevilla visita.

• ¿Cree que en estos dos años de pandemia se ha producido algún cambio de calado respecto a anteriores Semanas Santas?

No. No han existido. En el momento en el que el consejo ha dicho que en estos dos años no ha habido posibilidad de análisis, está diciendo claramente que no se ha hecho nada. Y es que es la realidad , no se ha hecho absolutamente nada.

Dios quiera que no vuelva a repetirse este paréntesis de dos años, pero está clarísimo que se ha perdido un tiempo de oro para organizar.

Se ha seguido igual, e incluso peor en algunos casos porque los retrasos de este año se han dado incluso en días que tradicionalmente no han tenido retraso.

“En el momento en el que el consejo ha dicho que en estos dos años no ha habido posibilidad de análisis, está diciendo claramente que no se ha hecho nada”

• Es la primera vez que un candidato se reúne personalmente con cada uno de los hermanos mayores en las semanas anteriores a los comicios. ¿Cuál es su balance de estas conversaciones?

Efectivamente, es la primera vez y lo entiendo. Es un trabajo enorme cuadrar la agenda para reunirse con todos los hermanos mayores, pero el balance es totalmente positivo.

Y es favorable primero porque la capacidad de opinar y transmitir ideas por parte de un hermano mayor se incrementa en una reunión individual respecto a la de grupo.

Además, la media de tiempo de las reuniones que yo he tenido con los hermanos mayores ha sido de 2 horas. Y eso es positivo porque significa que tu interlocutor está mostrando interés.

Y en segundo punto, estas reuniones son importantes porque no solo hablo, sino que también me informo sobre la problemática del día de la hermandad en cuestión, del barrio donde se ubica o la situación de la junta de gobierno; obteniendo mucha información que sirve para enriquecerse de cara a realizar una mejor gestión en el Consejo.

José Félix Romero en la presentación de su candidatura. Foto: Alejandro Sigüenza.

• ¿Por qué o para qué decide presentarse como candidato a la presidencia del Consejo de Hermandades?

Me presento porque creo que el Consejo de Hermandades y Cofradías necesita evolucionar, que no revolucionar; y pienso que yo y mi equipo podemos contribuir a ello.

“(…) El Consejo de Hermandades y Cofradías necesita evolucionar, que no revolucionar”

Así podremos dar otro enfoque del consejo a las hermandades, y del consejo a la sociedad.

Por ello yo presenté mi proyecto a un grupo de colaboradores, que lo acogieron favorablemente desde el primer momento.

El arzobispo con la actual Consejo de Hermandades en el palquillo de la Campana. Foto: Europa Press.

• ¿El consejo ha perdido peso en los últimos años frente a décadas pasadas?

El Consejo de Hermandades y Cofradías debe tener una importancia, porque ya sabemos que en Sevilla las instituciones más conocidas son tres: Los equipos de la ciudad, el Sevilla y el Betis; y el Consejo de Hermandades.

Entonces el Consejo debe tener un peso específico que efectivamente se ha ido devaluando en el tiempo. ¿Eso se recupera en un día? Claro que no, ya que requiere un plan para ir recuperándolo.

Al hilo de ello, yo no digo que haya que hacer lo que dice el consejo, pero sí se debe escuchar al consejo. Y en ese sentido el Consejo ha perdido un peso grandísimo, el cual se debe ir recuperando.

“Yo no digo que haya que hacer lo que dice el consejo, pero sí se debe escuchar al consejo”

• ¿Cómo cree que podría mejorar la gestión del Consejo?

Yo entiendo el consejo como un órgano de administración y gestión hacia unos patrones o socios, que son las 125 hermandades; teniendo como labor organizar esa gestión.

Personalmente ahora mismo veo al consejo como una suprahermandad, la cual acude a los cultos de las corporaciones como una representación. Eso me parece bien, pero pienso que la institución tiene que estar todos los días del año, más allá de ejercer esa función.

Entonces opino que hay que optimizar esa función con la transparencia, que va en mi programa como un pilar importantísimo; así como con un espíritu de servicio.

“(…) Hay que optimizar esa función con la transparencia, que va en mi programa como un pilar importantísimo; así como con un espíritu de servicio”

Ese espíritu de servicio viene en los estatutos que tienen 10 años, y no se está realizando. Si se llevara a cabo, daría cobertura a servicios jurídicos, administrativos o económicos a las hermandades, pues seguro habrá muchas de ellas que lo necesiten.

Presentación de los cargos de la candidatura. Foto: Alejandro Sigüenza.

• Lleva a las votaciones un equipo sólido con hombres y mujeres muy vinculadas y curtidas en las hermandades, y a la vez estrenándose en su mayoría en el consejo. ¿Qué destaca de ellos?

Destaco de ellos por un lado el nivel formativo, personal y humano.

Por otra parte, quiero incidir en la gran experiencia en el mundo de las hermandades, ya que todos ellos han ocupado cargos importantes, siendo la gran mayoría hermanos mayores junto a otros cargos como mayordomos, fiscales o diputados mayores de gobierno.

Después, yo entendía que el cargo de tesorero lo tiene que ocupar una persona con amplios conocimientos y experiencia en economía, pues el consejo maneja un volumen de dinero que no tienen ya muchas empresas en Sevilla.

Y también, el 50% de las personas que vienen conmigo están viviendo ahora mismo el mundo de las cofradías. Y el otro 50% combinamos el conocimiento actual con el histórico, que es igualmente importantísimo.

Y resalto asimismo el entusiasmo que tiene el equipo, pese a que a nuestra candidatura se le han puesto piedras en el camino. Se ha dicho que no teníamos nada que hacer o que yo no iba a llegar a presentar mi equipo completo, y sin embargo hemos ido sorteando y superando todas las etapas.

Por ello partimos de un entusiasmo, pero estos desafíos generan más entusiasmo aún.

Sede del Consejo en la calle San Gregorio. Foto: Sevillapedia.

• Una de las cuestiones que usted ha valorado en estos meses ha sido el cambio de sede del consejo. ¿Ha esbozado ya una posible ubicación para esa nueva sede?

La sede del consejo no es funcional, en absoluto. Y echarle dinero a esa sede no tiene mucho sentido: La superficie es la que es, con una planta baja que es todo salón de actos, sin que se pueda celebrar una asamblea; tiene unas escaleras angostas; y la distribución en las plantas superiores tampoco es funcional.

“La sede del consejo no es funcional, en absoluto”

Y yo proponía que junto a la idea del museo de las Hermandades y Cofradías, ese mismo lugar fuera también la sede del consejo.

Por ello ese nuevo lugar necesita un planteamiento en cuanto a su distribución y adaptación.

Exposición de la Hermandad de la Sed en Cajasol. Foto: Gente de Paz.

• Igualmente lleva como propuesta el anhelado Museo de la Semana Santa. ¿Qué idea tiene en mente para ello? ¿Albergaría piezas sólo de la capital o también de la provincia? ¿Dónde se localizaría?

El proyecto que desarrollamos sobre el Museo de las Hermandades y Cofradías es un edificio de concesión administrativa en el centro. Yo ya he tenido reuniones con personas de la administración, y hemos preparado un proyecto que estamos presentando los hermanos mayores.

Por tanto pensamos desde esta candidatura que Sevilla, ciudad por antonomasia de las procesiones, merece un museo dedicado a las 125 hermandades.

“(…) Sevilla, ciudad por antonomasia de las procesiones, merece un museo dedicado a las 125 hermandades”

Además, aunque no se pueda comparar en cifras a los grandes reclamos turísticos como la Giralda o el Alcázar que generan unos dos millones de euros, el Museo de las Hermandades y Cofradías también proporcionará gran rentabilidad con las visitas.

Por tanto, tenemos planteada una concesión administrativa, que se adaptaría y rehabilitaría; habiendo pedido además a una constructora el estudio de viabilidad.

Lo que sí está claro es que será una actividad que no tendrá nada que ver con las sillas. Es un tema que iría en paralelo.

Junto a ello, pensamos en un museo que tenga una parte fija y otra temporal, adaptándose ésta última según el momento del año y las festividades que se celebren en el Corpus, Vírgenes del Carmen, Merced, Rosario, etcétera; de manera que atraiga no solo al turista, sino también a las personas que viven aquí.

Y además estaría orientado a un centro de interpretación, donde se realizarían proyecciones; habiendo además artesanos y artistas trabajando en directo, o incluyendo la participación del Consejo de bandas en diversas actividades.

“El museo estaría orientado a un centro de interpretación, donde se realizarían proyecciones (…)”

Queremos por tanto que sea un proyecto rentable pero muy conservador, con el que se pretenden cuatro cosas: Que no dependa todo del dinero de las sillas, y de esta manera tener otra fuente de ingresos adicional; en segundo lugar, lograr que las Hermandades de Gloria generen recursos por sí mismas, ya que ahora todo depende de esa subvención de las sillas; como tercer punto, exponer a la sociedad interior y exterior nuestro patrimonio; y por último, ubicar dicho patrimonio en un lugar con unas condiciones muy superiores a las de un almacén o una casa de hermandad en cuanto a temperatura, humedad, vigilancia o seguridad.

• ¿Y hay un sitio planteado en concreto?

Estamos estudiando varios, pero la ubicación deben elegirla los hermanos mayores en una asamblea.

Se pueden poner dos ejemplos, como son la sala San Hermenegildo o la antigua biblioteca de la calle Alfonso XII, entre otros.

Se tratan en definitiva de edificios de uso público que están en desuso, que se degradan más cerrados que abiertos; y con los que se podría llegar a un acuerdo con la administración a partir de una cesión administrativa, ya que el museo mantendrían ese fin de uso público.

“(…) Respecto al contenido, lo que se verá en la historia de las cofradías durante el año, sin concentrarse en ninguna imagen en particular (…)”

Y respecto al contenido, lo que se verá en la historia de las cofradías durante el año, sin concentrarse en ninguna imagen en particular, teniendo en cuenta que será un museo de unos 1600 metros cuadrados, por lo que incluso se podrían realizar exposiciones temporales sobre alguna hermandad de la provincia que celebrara una efeméride, aunque el museo esté contemplado para las Hermandades y Cofradías de Sevilla capital.

Eso sí, no tenemos la idea de un museo de varas y estandartes, que también los habrá; sino de algo mucho más interactivo, siguiendo el concepto de los grandes museos nacionales.

Procesión de Gloria en Sevilla. Foto: Hermanos de las Aguas.

• Pasando al plano de las hermandades, hay secciones como las Glorias que no han estado de acuerdo en los últimos años con el reparto desigual de subvenciones por parte del consejo respecto a las penitenciales y sacramentales, o incluso han manifestado retrasos en el pago de dicha cuantía. ¿Qué piensa sobre ello y cuál es la solución?

Yo creo que hay que hacer todo lo posible para que las Glorias generen recursos por sí mismas, y el museo es una forma de lograrlo, con unos importes superiores a los de las sillas.

Sobre el caso de las Sacramentales, tienen recursos mejores porque son solamente siete, y generan ingresos con los abonos de las sillas del Corpus.

Y en cuanto a las formas del retraso en el pago de las subvenciones, yo acato lo que se aprobó en una asamblea de hermanos mayores.

No obstante, hay un tema paradójico, pues mientras el abonado paga la totalidad del dinero de las sillas antes el 30 de enero, las hermandades reciben un 50% de la subvención en ese momento; y el otro 50% en enero del año siguiente.

Por tanto, ese concepto de servicio de órgano de administración y gestión, hay que llevarlo a la práctica las 52 semanas del año porque las hermandades tienen necesidades diarias.

“(…) Hay que hacer todo lo posible para que las Glorias generen recursos por sí mismas, y el museo es una forma de lograrlo (…)”

Plaza de la Campana en Semana Santa. Foto: José Campaña.

• Junto al tema económico en las Glorias, preocupa la salud de la Carrera Oficial en Semana Santa. ¿Es segura y eficaz la distribución actual? ¿Hay un exceso de sillas? ¿Podría barajarse un nuevo recorrido o usted piensa en cambios leves en el actual formato?

Si tenemos como fin llegar a la Santa Iglesia Catedral, hay dos formas de hacerlo: Por la Avenida de la Constitución y por la Puerta de Jerez.

El proyecto que llevaba la Carrera Oficial por el Paseo Colón para entrar por la Puerta de Jerez, tenía toda la seguridad del mundo y la posibilidad de poner las sillas que hicieran falta, pero entiendo que no iba con la idiosincrasia de Sevilla.

Y si analizamos la entrada por la Avenida de la Constitución, vemos que se puede acceder por tres calles: Sierpes, Tetuán o Méndez Núñez. Y a partir de ello pienso que la calle Sierpes no hay por qué tocarla, sino racionalizarla.

Y con esto hay que contemplar cuatro factores: La seguridad; la comodidad del abonado, que son los clientes; la comodidad del cortejo; y por último, los aspectos económicos.

Por ello, teniendo en mente esos factores, hay que pensar en esas 1000 sillas que hay que quitar de la calle Sierpes, porque no es fácil, ya que se desestructura a familias que están juntas en las sillas.

“(…) Hay que pensar en esas 1000 sillas que hay que quitar de la calle Sierpes, porque no es fácil, ya que se desestructura a familias que están juntas en las sillas”

Entonces yo, haciendo mis estudios y sin estar dentro del consejo que es donde se puedeq0 analizar todo con la mayor fiabilidad, pretendo hacer estas remodelaciones necesarias manteniendo juntas a las familias.

El ayuntamiento ya ha dicho que si el consejo no hace algo, será él quien tome las riendas sobre este asunto.

Nazarenos en Semana Santa. Foto: Google Images.

• Otro de los asuntos que ha marcado la Cuaresma ha sido el del llamado “número clausus” o limitación de nazarenos en determinadas cofradías. Más allá de si gusta más o menos, ¿es una medida necesaria en este momento?

Primero, los números clausus serían solamente para algunas hermandades, pero yo no soy partidario de limitar los nazarenos.

¿Y por qué no soy partidario? Pues porque pienso que una Estación de Penitencia empieza cuando sacas la papeleta de sitio, siendo un día a celebrar con la familia y los hermanos en convivencia, charlando y viviendo la hermandad. Y esa tradición se desestructuraría con los números clausus.

¿Hay que buscar soluciones? Por supuesto. Las cosas hay que abordarlas, y se deben tomar medidas en aquellos espacios donde el paso de una hermandad pueda afectar el discurrir de otros cortejos.

“(…) No soy partidario de limitar los nazarenos”

• Del mismo modo, la gran mayoría de las jornadas de la Semana Santa sevillana tiene problemas de horarios, con retrasos y demoras que en este año llegaron a 1 hora. ¿Cuál es la solución?

Los retrasos en la pasada Semana Santa han sido comunes a todos los días, estando patentes incluso en jornadas que no solían registrar este problema.

Para atajar esta situación, yo confío mucho en la figura del delegado, que debe ser una persona con amplio conocimiento, bagaje y solvencia. Y en ese sentido volvemos a lo que se hablaba antes, el delegado tiene que ir por delante.

Al hilo de ello, yo veo sentido por ejemplo a que se haga una reunión de análisis entre Semana Santa y Feria, en calentito. Quizás no resuelva nada, pero se van a poner sobre la mesa los fallos que ve cada hermandad por boca del diputado mayor de gobierno, que es quien controla el cortejo; y el hermano mayor, que es el máximo representante de la hermandad.

Esa reunión habría que hacerla antes de feria, poniendo sobre la mesa los asuntos que hagan falta, y dejando constancia por escrito lo que indica cada hermandad.

Y ya después de la feria nos ponemos a trabajar. Lo que no puede ocurrir es lo de ahora, teniendo jornadas que todavía no se han reunido desde Semana Santa.

A partir de ahí comenzaría la labor delegado con una segunda reunión después de la feria, elaborando unas actas para ir tratando los problemas, analizándolos por orden de prioridad, con diálogo y por ende con cesiones para poder llegar a acuerdos.

“(…) Esa reunión habría que hacerla antes de feria, poniendo sobre la mesa los asuntos que hagan falta, y dejando constancia por escrito de lo que indica cada hermandad”

Santo Entierro Grande del Año 2004. Foto: Google Images.

• Hace unos días se anunció la intención del Santo Entierro de organizar una procesión Magna en la Semana Santa de 2023, en conmemoración del 775 aniversario de la reconquista de la ciudad por el Rey San Fernando. ¿Qué opina al respecto?

Yo soy partidario y se debe hacer, pues han pasado muchos años sin realizarse y estamos ante una efeméride magnífica para llevarlo a cabo.

“Soy partidario de realizar el Santo Entierro Grande”

Cierto es que esto contiene varios puntos por nivel, y es ahí donde tiene que entrar el consejo: ¿Cómo se hace? ¿De qué manera influye en las hermandades del Sábado Santo? ¿Cómo se hace la incorporación de los pasos? ¿Qué caminos recorren? ¿Cómo incide?

En todas estas cosas tiene que estar el consejo, pero sí soy partidario de que se haga.

Palio de la Hermandad de Padre Pío. Foto: Gente de Paz.

• Hablando de Semana Santa, ¿cómo ve el candidato a las cofradías de vísperas?¿Ve factible la incorporación de alguna hermandad a la nómina de los días de la pasión?

Las Vísperas tienen dos circunstancias: Una que puede depender del presidente del consejo; y otra que no depende de él.

Entonces el grupo de Penitencia está conformado por 70 hermandades, y sin embargo hoy se sigue hablando de 60 + 10 de Vísperas. Tanto es así que sigue habiendo personas que piensan que todo empieza con la Paz el Domingo de Ramos, o con la Borriquita según queramos verlo; que no han ido ni se han molestado en conocer las Hermandades de Vísperas.

“(…) El grupo de Penitencia está conformado por 70 hermandades, y sin embargo hoy se sigue hablando de 60 + 10 de Vísperas”

Ésa es la perspectiva que yo tengo, y tras hablar con los hermanos mayores de vísperas he descubierto que opinan igual: No sienten que haya 70 hermandades en Sevilla, sino 60 + 10 de Vísperas. Y eso sí depende del presidente del consejo, para conseguir compactarlas en percepción, que se las incluya mucho más en las actividades o que durante el año puedan acercarse y tener contacto con las hermandades del centro; para conseguir así que no sean 60 + 10, sino 70. Eso es algo que puede estructurar perfectamente la junta superior del consejo a través del candidato a delegado de Vísperas, José Carlos Campos, que además es una persona muy querida.

Respecto a la incorporación a la Semana Santa de hermandades de Vísperas, yo no puedo prometerlo porque no depende del presidente ni del consejo, primeramente porque es algo que tienen que acordar los hermanos mayores del día en cuestión; y después ser ratificado por un Pleno de Penitencia.

Entonces ahí el consejo no puede hacer nada ni yo tengo necesidad de prometer algo que no puedo hacer. Pero es más, todos los hermanos mayores de vísperas ven como una prioridad conseguir ser en la práctica 70 hermandades y no 60 +10, antes que una posible inclusión en la Semana Santa.

Misterio de la Asociación Salud y Esperanza de Sevilla. Foto: Asociación.

• Quería preguntarle asimismo por las asociaciones civiles que sacan imágenes a la calle pero aún no se han aprobado por la iglesia, las cuales han sido criticadas en la Cuaresma desde diversos sectores…

Yo creo que muchas veces se magnifican las cosas. Efectivamente no están autorizadas por la iglesia, pero creo que respecto a las críticas que han recibido no se debe menospreciar su labor así como así.

“(…) No se debe menospreciar la labor de las asociaciones civiles así como así”

Mirándolos desde lejos, parece que por un lado la sociedad no quiere a estas asociaciones porque son ilegales; y por otro lado que dichas instituciones, precisamente por ser ilegales, quieren imponerse por narices. Creo que es así como se ve en la distancia.

Entonces, pienso que desde el punto de vista del espectador no se debe ser tan cruel, porque son entidades que durante el año están haciendo muchas cosas y una labor social en sus respectivos barrios.

Y también por parte de ellos se podrían hacer otro tipo de gestiones para irse incorporando poco a poco a la sociedad, y en eso los periodistas tenéis un papel muy importante, pudiendo realizarles entrevistas y hablar con ellos.

El arzobispo de Sevilla, Don José Ángel Saiz Meneses. Foto: Facultad de Teología.

• Cambiando de tercio, hace un año llegaba a la diócesis el nuevo arzobispo de Sevilla, Don José Ángel Saiz Meneses. ¿Ha tenido oportunidad de reunirse con él?

Sí. Pedí audiencia con el arzobispo a su secretario, Don Manuel Coronado, y se produjo el pasado mes de mayo.

Fue una audiencia muy grata, alargándose hasta casi los 50. Yo llevé a los cargos generales de la candidatura conmigo.

Y el arzobispo aprendió mucho de la reunión también, ya que se interesaba bastante por los temas que se estaban tratando. Es una persona muy agradable, hasta el punto de olvidar que estás hablando con el arzobispo.

Y yo le expliqué que el consejo lo conforman 125 hermandades, cada una de ellas con sus necesidades; y en dicha institución debemos ofrecer servicio, transparencia y funcionalidad. Ése es el mensaje que le transmití.

“(…) Tenemos un equipo sólido que cuenta con experiencia, bagaje profesional y un amplio conocimiento de las hermandades”

Pleno de Hermanos Mayores en el Alcázar. Foto: Gente de Paz.

• Finalmente, teniendo presente que usted ha sido Hermano Mayor de la Soledad de San Buenaventura, ¿qué mensaje traslada a los actuales hermanos mayores de cara a los comicios del 27 de junio?

Yo les transmito que estas elecciones son distintas a las anteriores. Hace dos elecciones se dio la circunstancia de que los candidatos era externos al consejo. A los últimos comicios, sin embargo, se presentaron dos candidatos de dentro del Consejo, Antonio Piñero y Paco Vélez. Y ahora tenemos un candidato de dentro y otro de fuera.

Para estas elecciones tenemos una opción continuista a partir de lo que se ha hecho estos años o se ha dejado de hacer, prácticamente sin cambios o cambios muy puntuales; modificando incluso algunos de estos cambios en 24 o 48 horas.

Y luego está mi candidatura, que busca la evolución, y a pesar de estar por calar tenemos un equipo sólido que cuenta con experiencia, bagaje profesional y un amplio conocimiento de las hermandades, además de una gran ilusión.

“Debería hacerse un resumen anual de la labor social y de caridad que hacen las hermandades”

El misterio de la Redención acompañado por centenares de cofrades a su paso por las Setas. Foto: 65 y más.

• Y por último, ¿Y qué mensaje traslada a los cofrades de Sevilla?

Yo a los cofrades de Sevilla les digo que como candidato a la presidencia del consejo busco cuidar la gestión y administración de las 125 hermandades.

E igualmente creo que el consejo debe estar abierto a la sociedad, concretándolo por ejemplo en un resumen anual de la labor social y de caridad que hacen las hermandades, pues todos esos proyectos unidos suman la ayuda más importante que tienen los necesitados después de Cáritas; y Cáritas lo publica cada año.

Y en este resumen, sin necesidad de entrar en detalles, se podría hablar de las facturas que se han pagado, lo que se ha dado a personas sin recursos, las cuotas que se han dispensado a hermanos con problemas económicos… Todo eso hay que publicarlo porque hay gente en Sevilla que piensa que las hermandades están para sacar su pasito cuando corresponde y el resto del año están bebiendo cerveza, o que solo salen para molestar al tráfico.

Eso hay gente que lo piensa, desgraciadamente, y por ello se debe visualizar la labor que se hace durante los 12 meses.

Entonces hay que hacer una presentación pública, que no se ha hecho nunca, con toda la obra social que llevan a cabo las hermandades.

Y luego debemos cuidar también a los abonados, que son los clientes del consejo con toda la ayuda que prestan con los abonos de las sillas. Porque además yo he dicho siempre que para mí una silla es mucho más que cuatro patas, es el lugar donde una persona a lo largo de los años ha creado un vínculo familiar, de amistad con los demás abonados, viviendo un montón de experiencias, etcétera.

Y todo eso lo tendríamos en cuenta en la reestructuración de las sillas de Semana Santa.