Cruce de gallardetes, Opinión

¡Feliz Domingo de Ramos!

Hemos cumplido el ritual de asomarnos a la ventana y buscar un sol entre el más bello de los azueles que pintan el cielo, nos hemos asomado al balcón y dimos los últimos ajustes a la colgadura que engalana el mismo, hemos buscado el sonido del tambor y la corneta y estos, no llegaron, pero a pesar de todo lo que nos faltará en estos días para cumplir con las tradiciones de siempre, será Semana Santa.

Hoy, es el día más esperado por todos los cofrades, pues comenzamos la semana más grande del año. La semana por la que vivimos todo un año y que ahora, tanto añoramos. Pero la desesperanza no nos debe embriagar y por lo tanto, debemos de afrontar esta Semana Santa con esperanza, pues aunque no veamos llegar una cruz de guía, la fe no se suspende y la devoción si está viva en nuestras calles.

Esta Semana Santa, si podremos llevar sobre nuestro pecho la medalla de nuestra Hermandad, si podremos estar el día de nuestra Estación de Penitencia frente a ellos, si podremos vivir en comunidad el triduo pascual, si podremos pasear por nuestras calles entre aromas de incienso y revivir muchas cosas de siempre.

Nos faltarán muchos amigos que están en la diáspora, estará vacío el sitio de la carrera oficial, pero si estará la llama de la fe encendida en nuestros corazones.

Hoy, no es un domingo cualquiera, es domingo de ramos, salgamos a nuestras calles y plazas y vivamos nuestra fe durante esta semana, con la esperanza de volver a emocionarnos frente a un paso en nuestras calles.