Córdoba, 💜 De Cerca

Jesús Iglesias: «En la Cofradía del Perdón me he encontrado con personas jóvenes con muchas ganas de hacer cosas y dejándose aconsejar en todos los campos»

Uno de los grandes alicientes de este Miércoles Santo en la nueva crestería que estrenará la bambalina frontal del paso de palio de María Santísima del Rocío y Lágrimas, realizada por el orfebre sevillano Jesús Iglesias. Una obra excepcional que supone un desafío para un profesional que ya ha realizado obras para otras provincias andaluzas como Sevilla, Almería, Huelva, Málaga o Cádiz. Un artista emergente con un futuro prometedor, cuyo nombre está llamado a ocupar un lugar importante dentro de esta difícil disciplina.

– Después de haber trabajado para una gran parte de la geografía andaluza, ¿Cómo es afrontar su labor en este paso de palio, en Córdoba? 

 Cada trabajo que realizo supone un nuevo reto para mí y el Palio de Córdoba no puede ser menos ya que tengo que dar vida a un gran diseño de Álvaro Abril Vela con toda la responsabilidad que eso conlleva.

– ¿Cómo fueron sus comienzos? 

Tras acabar el colegio entré en la Escuela de Artes y Oficios Artísticos de Sevilla y desde los 13 años de edad empecé a compaginar aquella formación con otra más práctica y “real” aprendiendo en talleres de orfebrería en Sevilla.

-¿Cómo ve en la actualidad el mundo de la orfebrería?

Pues difícil, ya que en la actualidad los verdaderos Oficiales se van jubilando y la figura del Aprendiz como se conocía antes ha dejado de existir dando lugar a orfebres con poca trayectoria profesional.

– ¿Y el de las cofradías?

Bien, ya que gracias a las redes sociales las cofradías tienen una manera fácil y cómoda de intercambiar opiniones e ir aprendiendo unas de otras, lo que les ayuda mucho para alcanzar sus objetivos.

– La hermandad del Perdón, cofradía joven de donde las haya, está reinventándose y adquiriendo un sello propio en Córdoba. ¿Cómo ve este movimiento?

En la Cofradía del Perdón me he encontrado con personas jóvenes con muchas ganas de hacer cosas y dejándose aconsejar en todos los campos, lo que desde mi punto de vista es muy positivo de cara a conseguir sus objetivos. Si a todo eso añadimos la gran calidad humana de su Junta, es indudable que sus proyectos llegarán a buen puerto.

– ¿Cree que se valora en su justa medida la orfebrería en la actualidad, o tal vez hay otras disciplinas (imaginería, bordados) que el gran público sitúa por encima?

Pienso que al tratarse de disciplinas artesanales gozan todas ellas de una buena valoración general. Si nos centramos en la Semana Santa, cuando alguien ve un trabajo de calidad y otro que no lo es sabe diferenciarlos muy bien sin necesidad de ser muy entendido en ninguna de las materias.

– ¿Que técnicas ha llevado a cabo para este proyecto?

Ha sido algo complejo porque se ha tenido que intervenir la carpintería debido a su mal estado y cambiarle el sistema de cogida al techo de palio. También se han sacado moldes a la madera ya que se encontraba encolada e impedida para poderla utilizar como me hubiese gustado. En cuanto al trabajo de Orfebrería se han abultado y cincelado las molduras con bastante volumen e introducido en las entrecalles un carey de imitación de color rojizo para conseguir el efecto similar al de los motivos de la mezquita de Córdoba.

– Muchos son los proyectos y diseños que han pasado por sus manos. ¿Con cuál de ellos se queda?

Para mí han sido todos ilusionantes, pero si me preguntas ahora tengo que decir el broche que le realicé a mi amigo y gran artista del bordado Juan Manuel Rodríguez Begines antes de su fallecimiento.

– Ante las críticas. ¿Cuál es su manera de actuar? 

Me lo tomo de forma constructiva. Mi actitud siempre es la de aprender, por lo que tomo nota de cualquier cosa que se me diga para poderme superar.

– ¿Hay también postureo y amiguismo en el mundo de la orfebrería? ¿Hay quienes viven del nombre cosechado en el pasado?

En base a mi experiencia te puedo decir que la orfebrería es un oficio en el que se deben abarcar múltiples facetas y no se puede trabajar de forma totalmente aislada. Es necesario establecer relaciones y trabajar con los demás, como en todos los ámbitos de la vida, y de ahí surgen las malinterpretaciones. Por otra parte, no creo que se pueda vivir mucho del pasado; hoy en día se pueden ver las obras que se realizan en cada taller y el tiempo va poniendo a cada uno en su lugar.

– ¿Qué opina de la frase “no todos los que se sienten artistas alrededor de las cofradías lo son realmente”?

No soy quien para juzgar los sentimientos de nadie y creo que es bueno y natural que haya diversidad de gustos. Habiendo tantísimas cofradías como hay es bueno que haya quienes sepan plasmar y reflejar con su trabajo aquello que cada cofradía quiere.

– Todos los artesanos que trabajan en las cofradías, tienen un sueño que alcanzar. ¿Cuál es el suyo?

He trabajado en talleres de orfebrería como en Hermanos Delgado, Hermanos Ramos y Ramón León Peñuelas. En todos ellos estuve siempre colaborando y realizando obras de gran envergadura pero me faltaba el trato con el cliente. Es por fin ahora cuando entrego una obra mía y veo que el cliente queda satisfecho con mi trabajo, siento que esto es lo que quiero.  

– Para cuándo estará concluida su parte del palio de Rocío y Lágrimas?

Eso es una decisión de su Junta, si soy yo quien tiene que acometer el trabajo de los laterales de la crestería o no, y en el tiempo que ellos marcasen.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup