Sevilla

La Macarena insta a Adelante Andalucía a retirar cualquier elemento que remita a la Hermandad y a su Titular en su cartel

La miserable utilización de un icono religioso como la Virgen de la Esperanza para perpetrar un nuevo insulto a los sentimientos religiosos de miles de ciudadanos no ha tardado en propiciar una contundente reacción por parte de la Hermandad de la Macarena, que ha anunciado que a través de sus asesores, prepara un escrito dirigido a Adelante Andalucía instándole a la retirada de cualquier elemento que remita a la Hermandad y a su Titular en el cartel. Además de lo inapropiado y ofensivo, la corporación hispalense advierte de que dichas imágenes son propiedad de la Hermandad y solo a ella corresponde autorizar su uso. La Hermandad recuerda que la libertad de expresión no está reñida con el respeto a los demás. 

Un ataque que ha propiciado un inequívoco apoyo social a la Hermandad agredida de miles de particulares así como de instituciones. Es el caso de la Hermandad de la Esperanza de Triana ha mostrado públicamente su desaprobación, “de modo contundente, por la reciente e irrespetuosa utilización de la imagen Titular de la Hermandad de la Macarena por parte de un grupo parlamentario andaluz en un cartel publicitario, uniéndonos en acto de desagravio a la corporación y a todos sus hermanos”. También la Hermandad de los Estudiantes se ha sumado al apoyo manifestando «su repulsa por la irrespetuosa y ofensiva utilización de la imagen de la Macarena por parte de un grupo político con el único fin de alentar la polémica y buscar notoriedad» y expresando su «solidaridad con su junta de gobierno y hermanos». 

Cabe recordar que con una excusa barata, defender la diversidad, el partido de extrema izquierda anticapitalista Adelante Andalucía, que preside Teresa Rodríguez, podemita hasta antes de ayer, ha insultado y se ha reído de las creencias religiosas de miles de ciudadanos andaluces mediante un repugnante montaje que muestra a un individuo disfrazado de manera grotesca y chabacana, como si de una virgen se tratase, y con los ojos de la Esperanza Macarena superpuestos sobre su cara. 

Un vergonzoso montaje que vuelve a demostrar, una vez más, que hay un sector de la población, cuya tendencia política es sobradamente conocida, que es capaz de hacer cualquier cosa por vilipendiar, menospreciar, ridiculizar y atacar el sentimiento religioso que ni comprenden ni respetan, confundiendo la libertad de expresión con el vómito indiscriminado que evidencia un odio indisimulado a quienes piensan diferente, a cristianos y a cofrades.

Un repugnante insulto que viene de un partido que vive de los impuestos de los andaluces, de todos, cofrades incluidos. Un extremo que no ha sido óbice para que la formación de extrema izquierda haya vuelto a perpetrar un miserable atentado contra las creencias de miles de personas.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup