Córdoba, ⭐ Portada

La O celebrará el XXV aniversario de su dolorosa con una salida extraordinaria en el mes de octubre

El 29 de octubre de 2021 la Virgen será trasladada desde la Parroquia de la Aurora hasta la Santa Iglesia Catedral, donde el día 30 presidirá una Misa Estacional y permanecerá hasta su regreso triunfal al día siguiente en su paso de palio

Si bien todo el universo cofrade afronta con altas dosis de ilusión y para qué negarlo, cierta ansiedad, la deseada eclosión de la segunda mitad de 2021, con la indisimulada esperanza de arrojar cuanto antes por el sumidero del olvido el desierto que parece estar a punto de expirar, más allá de los indeseados repuntes que precisamente estos días provocan inquietud, hay una corporación en la ciudad de San Rafael que anhela la llegada de la segunda mitad del año que ya se vislumbra en el horizonte con un optimismo sublimado, especial, con la ilusión de conformar, si las circunstancias lo permiten, un final de 2021 inolvidable.

Un deseo enunciado por obra y gracia de la celebración del primer cuarto de siglo de vida de María Santísima de la O, la dulcísima dolorosa que reina poderosa en el corazón del popular y populoso barrio de Fátima. Una efeméride comenzada con una original celebración de una misa hispano – mozárabe presidida por el obispo de Córdoba, Monseñor Demetrio Fernández, y la edición de un original cartel y un logo y que se preñará de un importante calendario de acontecimientos que se ha desvelado este martes en el transcurso de un Cabildo Extraordinario convocado al efecto.

Un calendario con un hito que la corporación ha marcado en rojo y que desde este preciso instante queda igualmente marcado en rojo para el resto de los cofrades cordobeses: la salida extraordinaria que la Virgen de la O protagonizará, si la realidad sanitaria así lo permite, el domingo 31 de octubre de 2021. Una cita inolvidable que tendrá por maravilloso prólogo el traslado de la dolorosa en parihuela dos días entes, el viernes 29, presidiendo un rosario de campanilleros desde la Parroquia de la Aurora hasta la Santa Iglesia Catedral donde habitará hasta su regreso triunfal.

El sábado 30 de octubre, a las 12 horas, la corporación celebrará una solemne Misa Estacional en el altar mayor de la Catedral y al día siguiente, la Virgen de la O se convertirá en Reina absoluta de Córdoba retornando en su paso de palio -salvo que las circunstancias sanitarias impongan otra cosa- desde la Catedral a Fátima en loor de multitudes y al compás de música procesional. Una salida extraordinaria que goza de la aprobación de la Diócesis y que se convertirá, qué duda cabe, en uno de los acontecimientos fundamentales de la Córdoba Cofrade en este 2021, si continúa la evolución positiva.

Pese a ser el plato fuerte indiscutible del calendario concebido por la Junta de Gobierno de la Corporación de Vísperas, no será este el único acontecimiento que tendrá por protagonista a la bellísima dolorosa en los próximos meses. El mes de septiembre, entre los días 4 y 12, el Oratorio de San Felipe Neri acogerá la exposición «María Santísima de la O bajo la mirada de los jóvenes», organizada por el grupo joven de la Hermandad. El día 16, a partir de las 20 horas, Antonio Ramón Jiménez Montes, pronunciará la conferencia «Las cofradías y la liturgia» en la Fundación Cajasol. Entre los días 17 y 18 tendrá lugar otra de las citas marcadas en rojo en el calendario, una vigilia en honor a la Santísima Virgen de la O que se desarrollará en la Parroquia de Nuestra Señora de la Aurora de 21 a 9 horas.

Ya en el mes de octubre y además de los acontecimientos previstos entre los días 29 y 31, el día 8, la sede canónica de la corporación será testigo de la exaltación a la Virgen de la O. Y el 15 de octubre Francisco Mellado Calderón protagonizará la conferencia «La Virgen de la O en el arte: aproximación iconográfica», a partir de las 20 horas, en la Fundación Cajasol.

En el mes de noviembre, los días 8, 15 y 12 del mes, la Hermandad celebrará un ciclo de catequesis en la Parroquia de Nuestra Señora de la Aurora a cargo de Adolfo Ariza Ariza, delegado diocesano de catequesis y director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas Beata Victoria Díez. Y finalmente, el 3 de diciembre en la parroquia de la Aurora, a partir de las 21 horas, Manuel Valera Cerdá moderará una mesa redonda titulada «María Santísima de la O, 25 años con Fátima», para culminar el intenso programa de actos concebido por la Junta de Gobierno de la Hermandad.

25 años reinando en Fátima

La Virgen de la O es obra del artista cordobés Antonio Bernal Redondo, realizada en madera de cedro en el año 1994. Se trata de una impresionante imagen de candelero para vestir, de cabeza completa con cabellera tallada, busto y manos, siendo ésta una de sus obras más personales, realizada directamente en la madera, y que posee los rasgos idealizados de la belleza de la mujer cordobesa en conjunción con un sereno dolor que le confiere una especial unción sagrada.

La imagen de bendijo el 15 de diciembre de 1994, en la parroquia de la Aurora. Una jornada que recuerda de un modo muy especial su actual hermano mayor, Rafael González, quien por aquel entonces tenía 12 años. González cuenta que se encontró con la bendición de la Virgen a través de un cartel anunciador ubicado en una frutería del barrio de Fátima una semana antes del acto.

«En mi mente del niño de 12 años pensaba que al año siguiente iba a salir en Semana Santa, sin tener la más remota idea de lo que era el grupo de la O y de cómo se fragua una cofradía». Así pasó esa semana, llena de los nervios previos a la bendición, a la que acudió con sus padres. La bellísima obra de Antonio Bernal estaba ataviada para este día tan especial con un terno cedido por la Hermandad de la Paz y Esperanza y ceñidas sus sienes con la corona de la Virgen de la Aurora de la localidad cordobesa de Cabra, siendo bendecida por el entonces obispo de Córdoba, José Antonio Infantes Florido.

El miércoles siguiente, tras la bendición, González acudió de nuevo a su encuentro, pero el encuentro fue completamente distinto: «se me cayó el alma a los pies al verla; la había visto de Reina, con ese manto, con esa saya, todo bordado, y pasé a verla en su altar, sin corona, con saya y manto liso. Me impactó de tal manera que le pregunté al entonces cura, D. Manuel, qué pasaba, explicándome que se estaba creando la Hermandad y que tenía su proceso». Tras esa conversación, al llegar a su casa, el jovencísimo González no dudó un momento en hablar con su familia para que todos se hicieran hermanos de la incipiente corporación. «Son recuerdos bonitos y más pensando en lo que costó que una parroquia dijera que sí para que llegara la Virgen».

Recuerdos de un hermano mayor que afronta con responsabilidad, orgullo e ilusión esta importante efemérides para la joven aunque curtida corporación cordobesa. Desde entonces, la corporación, que tiene ante sí importantísimos proyectos de índole patrimonial, ha vivido ya la presencia de la Reina de Fátima por su barrio el Sábado de Pasión, la llegada de Jesús de la Victoria en sus tres caídas, obra del propio Bernal y la aprobación «ad experimentum» de sus estatutos como Pro-Hermandad, como hitos esenciales de una corporación que mira con ilusión y fortaleza el futuro con el objetivo de incorporarse a la nómina de hermandades que cada luna de Nisán realizan estación de penitencia ante Su Divina Majestad en la Santa Iglesia Catedral.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup