Bajo un palio de malla, 💙 Opinión

La Semana Santa que viene, verdaderas estaciones de penitencia

Sé que la esperanza es lo último que se pierde, pero a mí cada día me parece menos probable que en la primavera de 2021 veamos a costaleros debajo de los pasos y tronos como venía siendo habitual. Muchos siguen confiando en una vacuna anterior, y ojalá, pero todo apunta a que la próxima Semana Santa será también atípica en cuanto a imágenes y pasos se refiere, pero quizás se nos presente una oportunidad única para vivir verdaderas estaciones de penitencia en un nuevo formato alejadas de los populismos de bandas e Imágenes sagradas que se convierten en ídolos entre el griterío.

Apuesto a que viviremos una semana santa plena, y sí, estoy seguro de que veremos procesiones en la calle, pero… ¿Cómo? Vemos estos días numerosos traslados nocturnos, solitarios e incluso clandestinos y me atrevería a decir que indignos, es llamativo que no se regulen este tipo de actos, pero ya se estén celebrando conciertos, abriendo plazas de toros y barajando como hacerlo con los estadios deportivos. Entiendo que es un tema complicado y que como con todos se tendrá que adaptar. A la pregunta planteada de cómo creo que será la nueva normalidad de culto público considero que como una premonición la siempre ejemplar hermandad de la Vera Cruz de Sevilla nos lo mostró un lluvioso Lunes Santo de 2012, una Semana Santa marcada por la pureza, la esencia y lo auténtico que nos permitirá regresar a tiempos pretéritos donde el que hacía estación de penitencia tenía muy claro que su fin era evangelizar y postrarse ante el Santísimo.

En definitiva, considero que la Semana Santa venidera nos regalará momentos únicos cargados de unción sagrada y que desterrará por un tiempo a los que se ponen el hábito nazareno o el costal por salir de paseo o escuchar una banda, así como de aquellos que buscan pasos sin buscar la oración, desaparecerán las bullas dando la razón a todos los que pensamos que hay muchos que solo les gusta jugar a los pasitos y pocos que entienden lo que es participar o presenciar una Estación de Penitencia. La nueva Semana Santa será un encuentro mucho más personal con el Señor, los titulares se quedarán en sus templos y solo nos quedará la oración, si no hay vacuna los cortejos serán sobrios , portando reliquias o insignias y formados por personas que entiendan lo que es una verdadera estación de penitencia libre de adornos superfluos y vacíos que muchas veces congregan a mucha gente pero que distorsionan e incluso eliminan la esencia de lo que debería ser una penitencia.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup