A paso mudá, Córdoba, Opinión, Pentagrama, Sevilla

La valoración prohibida de la música cofrade (Parte II)

Los últimos años en el mundo de la música cofrade, están siendo años intensos. Unas formaciones desaparecen, mientras que aparecen otras varias; algunas marchas de gran calidad se ven en el olvido, mientras otras de corte más “moderno” ven la luz; cambios musicales en hermandades en función del dinero (y no el que cobra la formación, pillen el doble sentido); y un largo etcétera al que algunos llaman evolución.

Como publiqué en mi artículo anterior, cada día son más las bandas “quiero-no puedo” intentando imitar el estilo de otras grandes formaciones casi al 100%. Por mi parte, pienso que esta postura, es algo pequeño, mediocre, sobre todo en las grandes ciudades.
Pero a lo que voy…

Grandes marchas están quedando en el olvido, para dar paso a otras composiciones. Mi pregunta es, ¿cuántas marchas crea un compositor a lo largo de un año? En otros tiempos, el número de marchas estrenadas en un año seguramente fuese menor que en la actualidad. O, mejor dicho, los compositores realizaban un número más reducido de composiciones a lo largo de un año. Este hecho, ha llevado a que las marchas de un compositor, llamémoslo “X”, sean en muchos casos primas hermanas unas de otras. Si hace años, por ejemplificar, un compositor escribía unas 3 marchas a lo largo del año, a día de hoy escribiría el doble seguramente.

No todos los compositores actuales son así, obviamente, pero está pasando que ciertas marchas sean iguales que otras, pero no creo que sea por el hecho de la forma de componer de cada persona, sino más bien por falta de ideas, por saturación, por falta de tiempo para la inspiración, ya sea de una imagen titular, de gloria o cualquier acontecimiento o motivo relacionado con las hermandades, cofradías, Jesús y su bendita Madre.

Esto está llevando a grandes y no tan grandes autores de marchas a que estas no sean marchas como tal, a que sean obras o temas que, con todo mi respeto, muy difícilmente tenga sentido detrás de un paso de Semana Santa. Quizá en conciertos, certámenes u otros actos sí, pero detrás de un paso, difícilmente. Por ello, la gente cada vez más sigue a la moda del paso dando izquierdos y demás en vez de fijarse en la solemnidad que debería haber. ¿Cuáles serán las marchas clásicas en unos años entonces?

Pd. Chapó por aquellos compositores que se han negado a seguir componiendo por “obligación” y sin inspiración. No cualquiera es capaz de crear música cofrade, pero a los compositores más actuales, creadla con sentido y fe, no en función de las modas. 

Tengan toda una feliz entrada de Cuaresma.