Advertisements
Bajo un palio de malla, 💙 Opinión

Lo que estorbaba era la Cruz… donde estuvo clavada la Salvación del mundo

El lunes celebrábamos la festividad de la Exaltación, fiesta en honor al árbol de la vida, donde estuvo clavada la salvación del mundo y que es signo de redención, pero para algunos su ceguera ideológica y extremista no les deja ver más allá que lo que ellos desean ver. Los que no saben contar sus muertos, pero entienden perfectamente lo que pasó en el 36 vuelven a tapar sus escándalos con un ataque a lo que de verdad les molesta, la Iglesia y el catolicismo.

Es cierto que sobre la Cruz no se han pronunciado, pero lo intuimos, ya que en todo este proceso la desacralización del Valle es el principal objetivo. Ante este nuevo ataque ¿Cuál debe ser nuestra respuesta? Es difícil pero obvio, la solución está en la propia Cruz, en cargar con ella y en adorarla. La repuesta estará en la oración ante la cruz y en las medidas oportunas que se tengan que tomar para defendernos de un nuevo ataque de unos retrógrados adoradores del pensamiento único.

Es curioso que esto se produzca próximo al pasado 14 de septiembre, donde dimos culto al instrumento del martirio que para nosotros se convierte en nuestra única esperanza, la que nos indica que la Vida siempre vence, la que pesar de mostrarnos nuestros límites es el centro de la Salvación y la plenitud de la vida en Cristo. Como dijo el papa Francisco, cuando caminamos sin la Cruz, cuando edificamos sin la Cruz y cuando confesamos un cristo sin Cruz no somos discípulos del señor por ello y ante este ya frecuente ataque sectario solo nos queda cargar con ella, de rodillas y abrazando, esa es nuestra mejor arma, lo conseguiremos.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup