Portada, Sevilla

Montesión decidirá en Cabildo Extraordinario su participación en el Santo Entierro Grande

La celebración del Santo Entierro Grande, previsto para el próximo Sábado Santo, prosigue el curso de los acontecimientos precisos para conformarse. Bajo este prisma, la primera de las corporaciones penitenciales hispalenses que ha convocado a sus hermanos para la celebración de un cabildo extraordinario, en aras de someter a su consideración su participación en este magno acontecimiento, ha sido la Hermandad de Montesión. La cita tendrá lugar en la Capilla del Rosario el próximo 17 de noviembre según se desprende de la información recogida en el último boletín corporativo. Conviene recordar que la participación de este misterio estaba incluida en la filtración de la que se hizo eco Gente de Paz hace tan solo unas semanas.

Cabe recordar que el pasado mes de septiembre los hermanos de la Real Hermandad Sacramental del Santo Entierro, reunidos en un histórico Cabildo general de carácter extraordinario en la iglesia de San Gregorio aprobaban la celebración del Santo Entierro grande, que está previsto que se celebre el Sábado Santo de 2023. La aprobación se producia por aclamación, toda vez que la votación se realizaba a mano alzada. Conviene subrayar que en el transcurso del Cabildo no se habló de las posibles imágenes participantes en el evento.

El pasado 6 de julio la Hermandad anunciaba mediante una nota pública que, «a raiz de las manifestaciones del Excelentísimo y Reverendísimo Señor Arzobispo de Sevilla, Monseñor Saiz Meneses, en favor de la celebración de un Santo Entierro Grande que conmemore los 775 años de la restauración del culto cristiano en Nuestra Ciudad, iniciaba los trámites oportunos y trabajará en pos de tan magno acontecimiento».

En el comunicado emitido al efecto se indicaba que la Hermandad actuaría «solicitando y confiando, en primer lugar, en el apoyo de nuestros hermanos en Cabildo General y, así mismo, con el apoyo y colaboración del Ayuntamiento de la Ciudad, históricamente vinculado a esta celebración y a esta Hermandad, y por supuesto, con el Consejo General de Hermandades y Cofradías en la indispensable ayuda para la organización y coordinación de la jornada».

Finalmente, la hermandad apelaba «a nuestras queridas corporaciones hermanas del Sábado Santo» para recabar «su comprensión y colaboración con el acontecimiento, que esperamos resulte confortador y revitalizante para la piedad y devoción popular en nuestra Ciudad, en lo que deseamos sea un hermoso Sábado Santo en la Semana Santa de 2023». Con el resultado del Cabildo extraordinario de este lunes se otorga el necesario espaldarazo para que el próximo sábado Santo Sevilla viva una cita histórica.

El delegado diocesano de Hermandades y Cofradías, Marcelino Manzano, recordaba que el Santo Entierro Grande es una tradición y que «en numerosas ocasiones a lo largo de la historia, para conmemorar alguna efeméride en relación con la ciudad o con la fe de Sevilla, se ha recurrido a esta procesión magna en la que toman parte diferentes pasos de Cristo o de misterio de la Semana Santa, para, en forma de viacrucis, exponer la Pasión del Señor».

Es tradición que la hermandad que se encarga de organizar la procesión seleccione qué pasos intervienen en ella y, de acuerdo con el Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla, cuyo presidente, Francisco Vélez, participó en la función celebrada en la iglesia de San Gregorio, se pongan de acuerdo para gestionar la procesión y adaptar esa jornada de la Semana Santa.

Diez procesiones del Santo Entierro Grande

Hasta la fecha se han celebrado diez procesiones del Santo Entierro Grande, la primera de ellas en 1850. En 1948, al cumplirse siete siglos de la reconquista se celebró un cortejo con 23 pasos, entre ellos, el de la Sagrada Cena, la Oración en el Huerto, el de la Sentencia de la Macarena, el de las Tres Caídas de Triana y el de la Sagrada Mortaja.

En 1965, año de las Misiones Generales, fue la primera vez que salió en Sábado Santo. Para la siguiente ocasión hubo que esperar a 1992, con motivo del Quinto Centenario de la Evangelización de América. Ese año participaron los misterios de la Oración en el Huerto, Prendimiento, Coronación de Espinas, Presentación al Pueblo (San Benito), Carretería, Quinta Angustia y Baratillo, entre otros.

El último Santo Entierro Grande se celebró en 2004 por el 400 aniversario del decreto de Niño de Guevara, que obligaba a todas las cofradías a realizar su estación de penitencia a la Catedral de Sevilla.