Córdoba, Pentagrama, Portada

Pasión de Linares seguirá acompañando al Señor de las Penas de San Andrés cuatro años más

«Lo que funciona no se toca». Esta es una de las máximas de obligado cumplimiento para cualquier Junta de Gobierno que se precie en el ejercicio de las funciones que tienen encomendadas por sus hermanos. Un axioma que la Junta de Gobierno de la Hermandad de la Esperanza de Córdoba ha vuelto a ejemplificar con la firma del contrato que vincula a la Hermandad cordobesa con una de las formaciones musicales más importantes del actual panorama de la música cofrade, la agrupación musical de Nuestro Padre Jesús de la Pasión de Linares.

Un acuerdo que se traduce en la permanencia de la comparable banda acompañando al paso de misterio de la Cofradía de San Andrés. Una permanencia que se prolongará los próximos cuatro años y que propiciará que sé mantenga una de la simbiosis más representativas de las últimas décadas, la que conforman los sones de esta magnífica banda con la incomparable calidad y la indiscutible espectacularidad de una de las mejores cuadrillas de Andalucía.

De este modo, y en virtud del acuerdo alcanzado, la ciudad de Córdoba tendrá la fortuna que seguir disfrutando cada Domingo de Ramos de una de las formaciones musicales más cotizadas, tal y como viene ocurriendo desde hace años. Una relación inalterable que fundamentada en el respeto mutuo y en la impecable puesta en escena que Pasión de Linares siempre regala en todas y cada una de sus comparecencias. Un camino común que perdurará cuatro años más.