Advertisements
Córdoba, En mi Huerto de los olivos, Opinión, Sevilla

¡Qué poquito queda!

La cuenta atrás no hay quien la pare. Esto está aquí ya. Y se puede observar en los nervios que están a flor de piel. Estamos muy estresados y para colmo estos días de lluvia incesante no ayudan precisamente. Los ensayos se suspenden como es normal y ahora las fechas se comprimen para intentar ajustar esos ensayos con los pocos días que nos quedan libres.

Tenemos que tener mucho aplomo ya que estas casi dos semanas de lluvia, a más de uno y de dos nos han creado verdaderos quebraderos de cabeza, pero aparte de este condicionante, también falla, el compromiso por parte de casi todos. Unos por tener mucho y no darse cuenta que no debemos de poner vidas en riesgo, otros porque parece darles igual casi todo.

Entonces, qué hacemos. Pues creo que lo más coherente es tener la suficiente cordura, para pensar no sólo en uno, sino en los demás. Pero bueno lo importante es que quedan 16 días, nada más. ¡Qué poquito queda!

Se acercan fechas muy importantes para todos, ya cada vez quedan menos cultos, ya los armarios de las hermandades están casi vacíos de túnicas. La mayoría de los enseres de orfebrería están limpios y preparados envueltos en sus plásticos. Los pasos de palio ya no son una simple mesa. Ya van cogiendo su esencia con sus palios montados y con una parte ya de la orfebrería montada. Sólo les quedará detalles como pinchar la cera, colocar las flores respectivas que será el último detalle que se pondrá. Los polleros para los mantos se limpian y colocan para que los mantos luzcan bonitos y espléndidos.

En poco más de una semana tendremos traslados a sus pasos procesionales, tendremos los últimos Vía Crucis, los últimos cultos de Nuestros Titulares y así todo estará casi preparado para que llegue el gran momento de nuestras hermandades. Las túnicas cogerán cuerpo después del letargo. Los cubrerrostros empiezan a enderezarse. Los guantes se estrenarán después de aquella última Estación de Penitencia.

Las mantillas se sacan de sus cajas, las tejas se repasan para que estén puestas con su mayor esplendor. Medias, guantes, broches se empiezan a engalanar para ese día. Las cornetas, trompetas y similares instrumentos de viento recuperan su color de estreno, algunos parecen espejos dorados o plateados. Los tambores se adornan con sus galas espléndidas. Las baquetas están preparadas para su estresante Semana Santa y preludios. Los banderines ya lucen su elegancia y garbo.

Así todo va cogiendo su cuerpo para el día esperado. Los más nerviosos empiezan con sus predicciones del tiempo. Señores quedan aún 16 días, tranquilos. Bueno aunque hay alguno que lo predijo en las Navidades. Si aciertan, tendremos que pedirles que nos digan cuales son los números del próximo sorteo de lotería.

Los costaleros siguen mimando sus ropas, otras se estrenarán y se les irán dando cuerpo para que estén bien para su trabajo sagrado. Ese trabajo duro pero incomparable.

Y hablando de costaleros, mañana en pocas horas tendremos otro año el Pregón del Costalero de la Ciudad de Córdoba. Organizado por un grupo de amigos locos jartibles del mundo del costal y del llamador. Tercer año sin ser auspiciados por ninguna hermandad. Seguimos con el mismo sitio, gracias al párroco de la Parroquia de la Trinidad, gracias José Juan.

Esperamos con impaciencia que lleguen las 20’30h para que las cornetas y tambores de la banda de la Salud, entonen sus marchas como preludio al Pregón. Después el pregonero tendrá el inmenso honor de hacernos llegar con lo son sus vivencias bajo las trabajaderas. D. Jesús López Mata, nos brindará a buen seguro un pregón lleno de emociones y sentimientos. Sólo te voy a dar un consejo Jesús, como pregonero que fui en el 2015. Disfruta porque no olvidarás esa noche. Te lo aseguro. Al igual que desde la fecha de tu notificación como pregonero.

Así, estamos ya en pocos días de que contaremos los segundos hacia atrás para entrar en la semana que a much@s nos da la vida, para seguir otro año a tirar del carro. Sean felices y extrapólenlo. No se lo guarden para ustedes. Y estén tranquilos los más nerviosos, que llueva ahora, todo lo que tenga que llover, que en poco más de diez días está aquí la antesala con la llegada de la primavera.

Pd.- A la Alcaldesa de Puertollano, obra social es que una hermandad, haga un ensayo solidario y recojan 2.500 kilos de comida no perecedera a repartir entre los necesitados. Sin su ayuda, que por desgracia la reparte en función de sus intereses. Que Jesús de Medinaceli, la bendiga.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: