Advertisements
Córdoba

Salud y Consuelo vivirá una semana con las madrinas del Cristo de la Oración y la Caridad, en otra cita con la historia para la Hermandad de la Conversión

Como ya es sobradamente conocido, enmarcada en el programa de actos de la coronación pontificia de Nuestra Señora de la Paz y Esperanza, la hermandad que le rinde pleitesía ha previsto una exposición de nueve imágenes marianas realizadas por el imaginero Juan Martínez Cerrillo, que bajo el título «Martínez Cerrillo, el imaginero de la Virgen«, homenajea al autor de la Paloma de Capuchinos, en la Iglesia del Colegio de Santa Victoria.

La muestra que cuenta con la presencia de la Virgen de los Dolores de Santa Cruz, Virgen de la de la Salud y Consuelo de Córdoba, La Virgen de los Dolores de Fernán Núñez, La Virgen de la Paz de Lucena, La Virgen de los Afligidos de Montoro, la Virgen de los Dolores de Espejo, la Virgen de la Alegría de Bujalance y la Virgen de la Esperanza, también de Bujalance. Una exposición comisariada por Francisco Mellado que se desarrollará hasta el 22 de noviembre y realiza un recorrido por el medio siglo de producción artística del artista.

Cabe destacar que María Santísima de Salud y Consuelo, titular mariana de la Hermandad de la Conversión, es la única dolorosa de la capital, además de la Reina de Capuchinos, que asiste a la exposición. «De este modo, la Hermandad de la Conversión vuelve a estar presente en una nueva exposición de imaginería, en este caso a través nuestra Dolorosa. Con ello, esperamos contribuir a enaltecer los actos de la próxima coronación de María Santísima de la Paz y Esperanza, así como volver a acercar a nuestra bendita Madre a todos los visitantes de dicho evento», ha manifestado la corporación de Electromecánicas en una nota emitida al efecto.

Pero más allá de su participación en el evento, será tras la muestra, el día 23, cuando, a partir de las 11:30, la dolorosa de Electromecánicas salga de Santa Victoria para protagonizar otra cita para la historia cuando acuda al Convento de las Siervas de María, situado en la Calle Blanco Belmonte, para visitar así a las religiosas madrinas del Santísimo Cristo de la Oración y la Caridad y quedarse a vivir con ellas una semana. Una bendición, hito inolvidable en la historia de esta joven corporación que tuvo lugar el 21 de febrero de 2016. Desde entonces, la hermandad no ha hecho sino protagonizar citas con la historia como la vivida con motivo del traslado de su crucificado para formar parte en la Magna Exposición del pasado mes de septiembre o como las vividas y quedan por vivir en este inolvidable mes de noviembre que pasará también a formar parte de la memoria colectiva de la corporación y de toda la Córdoba Cofrade.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies