Advertisements
Opinión, Racheando

Tachando días del calendario

Tras el último caramelo lanzado por Baltasar el pasado sábado y las risas de los niños la mañana siguiente al descubrir los regalos depositados por Sus Majestades de Oriente, los cofrades comenzamos a tachar días del calendario hasta la llegada de una nueva Cuaresma.

La llamada «pre-Cuaresma» – que para los más jartibles empieza en septiembre con el inicio de cultos tras el verano – ya empieza a traer los nervios a los corazones de los ansiosos por vivir una nueva Semana de Pasión. Comienzan las igualás en los pasos de Andalucía, y los hombros de algunos braceros empiezan a notar el calor de un trono sobre él.

Los músicos comienzan los ensayos con mayor intensidad, algunos en locales climatizados y otros bajo una ola de frío ártico, – la eterna problemática del músico cofrade – ponen a tono los labios y los brazos para vivir de nuevo el sueño de los despiertos en cada estación de penitencia que vivan y rezando como mejor saben, a través de su música.

Comienzan a descontarse los días para las caminatas de Besamanos en besamanos y de culto en culto. Las casas de confección de trajes se lavan las manos ante los nuevos «capillitas» que acuden como pinceles y con el pelo engominado al más puro estilo de capataz de «El Palermasso».

Ahora, solo queda disfrutar de cada momento junto a los verdaderos protagonistas de estas fechas: los Sagrados Titulares.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies