Advertisements
En mi Huerto de los olivos, Opinión

Un Maestro de Maestros

Nos encontramos con un fin de semana, que ya tradicionalmente, parece que enfrenta a maneras distintas de festejar la festividad de los difuntos, en función de la religiosidad de cada uno, en función de la algarabía de cada uno, en función del estado de ánimo y de la edad de cada uno de nosotros. Estamos en una época de nuestras vidas que nos encontramos con disparidad de formas de celebrar esta festividad. Y es fácil de entender porque los que tenemos ya una edad que esta cerca del medio siglo y los que ya la han superado, siempre hemos celebrado esta festividad con un cariño y un respeto hacia los que ya no están con nosotros.

Y no es menos cierto, que en nuestras familias con la llegada de nuevas generaciones, se ha enseñado otra manera de celebrar esta festividad. Y esto conlleva una pluralidad de ideas y de maneras distintas de ver las cosas en función de la edad que tenemos cada uno y nuestros familiares, con más motivo.

Soy más de la forma tradicional que esta festividad tiene y que me ha enseñado por el respeto y recuerdo a esos familiares, que no están entre nosotros, pero no es menos cierto, que la otra manera de celebrar esta fecha, pues eso que no me llena y a veces aún comprendo menos. Y pongo un hecho, se que la otra manera es más festiva y menos religiosa, de acuerdo, es otra manera de ver la realidad de las cosas, pero disfrazarse por el simple hecho de tener una fiesta y con ello hacer tonterías, de todo tipo pues creo que le quitan a esta manera de celebrar esta noche, el verdadero sentido que tiene. Pero que es muy respetable, cada uno es cada uno y con ello debe ser responsable a sus “c’aunas“. Así los que la hayan pasado de una manera o de otra por favor háganlo con respeto hacia el otro con respeto, de no opinar como usted y de celebrarlo a su antojo.

Bueno pues parece que se acaban ya las salidas extraordinarias que hemos tenido este final de año, que para mi humilde punto de vista ha sido apoteósico. No hago nada más que, con uno de mis maestros cofrades, intercambiar opiniones sobre este parecer, y la verdad que son todas enriquecedoras, para ilustrarme un poco más en el devenir de las cosas día a día.

Y se da la casualidad que el pasado sábado 27 de octubre, unos pocos locos jartibles del mundo del martillo y el costal, pues estuvimos celebrando el 40 aniversario, de un Maestro de Maestros, del mundo de abajo y del llamador. Sí, le organizamos unos pocos un homenaje a D. Lorenzo de Juan Luque. Y las puedo decir que lo que si vivió esa tarde fue muy grande. Estuvimos los que quisimos y pudimos compartir con él, este momento. Hubo otros que quisieron pero no pudieron por distintos motivos. Pero una vez comidos, después de tener una serie de grupos en los cuáles se hablaron de muchísimas cosas, y no todas ellas cofrades, con la degustación de las viandas que nos pusieron, llegó la hora de los regalos. Se le obsequió con un llamador, como no podía ser de otra manera, pero yo me quedo con esa vuelta de reloj, de cada uno de los integrantes que tuvimos el honor de hablar de Lorenzo de Juan y decir nuestra opinión sobre él.

Al Maestro se le saltaron las lágrimas en más de una ocasión, como a los contertulios que allí nos encontrábamos. De mención muy especial de su gente de siempre que ha ido con el en los pasos, como Ochoa, Rafa Lozano, Fariñas, Molina, Jesús Mata, Luis de Torres, Torregrosa, Campón… Otros que han sido capataces como el o gracias a el están de negro hoy como Reyes, Maldonado, Andrés Luna, José Alberto, Cabello, un servidor, etc. Amigos cofrades que quisieron estar con él en este día como el matrimonio de Inmaculada Luque y su marido Rafael. Pero de una manera muy especial voy a dejar en un apartado solo a las palabras que le dedico otro Maestro del llamador, como es Pepe Fernández a su amigo Lorenzo.

En esas palabras se demuestran valores, que hoy no los hay de igual manera, sentimientos que deberían de exaltarse mucho más entre compañeros de afición y sobre todo un ejemplo de los que vienen en quienes se deberían de fijar. Por supuesto, que no le vamos a copiar todo, hay cosas que nos podrán gustar más o menos, pero lo que si es cierto que el respeto hacia los demás deberíamos de cogerlo.

Les dejo por hoy ya, solo desearles que sean felices y extrapólenlo, no se lo queden solo para ustedes, no sean egoístas. Y recuerden que lo que sembramos en esta vida es lo que recogeremos más tarde.

Pd.- Vuelvo a insistir cuando vamos a tener una calle para la saga de capataces de los Sáez.

Pd2.- Y con muy buen criterio se dijo en ese aniversario, y si organizamos una jornada de capataces y auxiliares de nuestra ciudad. Promotores de esa jornada Pepe Fernández y Jesús Mata, sería fantástico. ¿No creen ustedes?

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: