Advertisements
A paso mudá, 💙 Opinión

Un rayo de esperanza

Recientemente, ha salido la nueva ordenanza por la cual se han establecido una serie de medidas para el virus tan famoso. Una de las pautas que se da, es la de que la organización de eventos con más de 400 personas deberán obtener el beneplácito de la Junta de Andalucía que serán quienes, previa evaluación del riesgo por parte de la autoridad sanitaria, decidirán si pueden realizarse o no. Por ello, veo una luz de esperanza a que se puedan realizar eventos cofrades, con las medidas oportunas y de forma que no sea peligroso.

Ya, en estos días, algunas formaciones musicales de plantilla completa han realizado una serie de conciertos al aire libre con público. También, en una localidad malagueña, se realizó una misa al aire libre el día 15 de agosto, en lugar de una procesión, donde también su agrupación musical realizó lo propio. Y todo ello, con medidas y distancia de seguridad.

Entonces, ¿tienen ya de una vez cabida los actos cofrades, o se seguirán viendo como un capricho de los «capillitas» como muchos dicen? Cierto es que la responsabilidad está en cada hermandad o en cada grupo organizador, pero por supuesto, en los asistentes. Se han hecho corridas de toros (con las medidas sin cumplirse), conciertos y festivales (con aún menos medidas) y se permitían las terrazas las cuales tenían de seguridad lo justo.

El otro día, en cambio, asistí a una misa, donde todo es más que respetado: distancia mínima obligatoria en las bancas, uso obligatorio de mascarilla y geles desinfectantes a la entrada. Entonces, si esto se cumple de esta manera, creo que los actos cofrades sí pueden tener lugar, con un aforo limitado y haciendo las cosas de la mejor manera.

También soy el primero que defiende que si no tiene que haber ningún acto en ningún ámbito social, todo sea por la salud de todos, pero si los hay, ¿por qué de los nuestros no? Con esto no quiero incitar a nadie a realizar masificaciones ni a reunir gente para lo dicho, pero creo que hay un rayo de esperanza. Si la cosa no mejorara, se podría replantear una Semana Santa diferente pero que no sería para nada la vivida en 2020.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup