De Cerca

Entrevista | Alberto Balbontín: «La vida de hermandad está más activa que nunca y los elementos de discordia ya no existen dentro de nuestra nómina»

El hermano mayor de Montesión atiende a Gente de Paz en este tiempo Pascual para hacer balance de la Semana Santa 2022 y de su corporación.

La restauración del Señor de la Oración en el Huerto, la incorporación del Cristo de la Salud a su cortejo o el cambio de recorrido de ida por Conde de Barajas y Jesús del Gran Poder son algunas de las cuestiones abordadas en la entrevista.

Misterio de la Oración en el Huerto por la Alameda. Foto: Alejandro Sigüenza.

• La Semana Santa 2022 ha sido la del reencuentro con las procesiones en la calle. ¿Cómo la ha experimentado el hermano mayor de Montesión?

Han sido unos días plenos e intensos a la vez que deseados. Desde la Cuaresma, la Hermandad ha tenido muchísima actividad y eso se ha traducido en multitud de actos tanto internos como externos en los que hemos estado debidamente represen-tados.

«Han sido unos días plenos e intensos a la vez que deseados»

La culminación con la semana de Pasión donde hemos podido realizar nuestra Estación de Penitencia a la Santa Iglesia Catedral tras 3 años sin poder hacerlo, ha sido el broche de oro para una hermandad como la nuestra con un patrimonio humano y material de incalculable valor.

• ¿Y de qué manera se vivió desde la propia hermandad el Jueves Santo tras tres años sin procesionar?

Se vivió con unas ganas impresionantes. Se han unido en este año las que atesora la nueva Junta de Gobierno que presido desde el 1 de Julio de 2021, junto a las de todos los hermanos que desde hacía 3 años no podíamos tener un Jueves Santo pleno.

Desde bien temprano, se abrieron las puertas de la Capilla para recibir a todas las personas que quisieron rendir visita y oraciones a nuestros titulares.

Entre este continuo ir y venir de feligreses, tuvimos las correspondientes visitas institucionales de nuestro Arzobispo acompañado por el nuncio de S.S., la del Alcalde y la corporación municipal y de las distintas hermandades del barrio y la parroquia del Apóstol San Peddro.

A las 17:25 horas se abrieron las puertas de la capilla para realizar la estación de penitencia que gracias a Dios, fue plena y sentida.

«La Estación de Penitencia fue plena y sentida»

Palio de la Virgen del Rosario tras salir de su capilla. Foto: Hdad. De Montesión.

• Este año han modificado el itinerario de ida, girando al llegar a Trajano hacia Conde de Barajas y Jesús del Gran Poder para llegar a la Plaza del Duque. ¿Qué tal ha resultado la experiencia? ¿Permanecerá en los próximos años?

El cambio venía motivado por la necesidad de evitar el “parón” de casi 15 minutos que la hermandad viene sufriendo desde hace muchísimos años en la Plaza del Duque.

Se trataba de ganar espacio que posibilitara el discurrir de la cofradía sin tener que padecer esos lapsus de tiempo parado.

La introducción de la Calle Conde de Barajas y Jesús del Gran Poder ha resultado un incremento de 190 metros de recorrido para llegar en perfecta hora con nuestra cruz de guía a la Campana.

Por tanto, el objetivo por el cual se introdujo esta variante en el recorrido, se cumplió.

«El objetivo por el cual se introdujo esta variante en el recorrido, se cumplió»

También es cierto que ha sido una experiencia piloto para evaluar. Esto lo haremos próximamente tras analizar los correspondientes informes de nuestra diputación mayor de gobierno y ver en su conjunto el discurrir de la jornada junto con los hermanos mayores del resto de hermandades del Jueves Santo.

Cristo de la Salud. Foto: Jesuario.

• Uno de los grandes anhelos de la corporación es sacar el Jueves al tercer Titular, el Crucificado de la Salud. ¿Sucederá en un futuro cercano?

Como bien dices es un anhelo que tenemos todos los hermanos de Montesión. Este anhelo no puede convertirse en un pensamiento utópico y tenemos que ser realistas. Nuestra realidad física es una capilla, propiedad de la hermandad desde el siglo XVII, de reducidas dimensiones donde con dificultad montamos los 2 pasos que procesionan.

«Este anhelo no puede convertirse en un pensamiento utópico y tenemos que ser realistas»

El edificio en su conjunto está declarado Bien de Interés Cultural y por ello, sometido a las disposiciones normativas que en materia Patrimonio Histórico lo afectan, siendo sus muros y cubierta elementos de protección obligada por la Ley de Patrimonio Histórico Artístico.

Quiere esto decir que no se pueden plantear alteraciones, modificaciones o ampliaciones sobre dichos elementos.

Esto es ya un gran hándicap que viene a dar respuesta a la pregunta. Exploramos otras alternativas que pasan por el espacio del compás de Montesión.

«Exploramos otras alternativas que pasan por el espacio del compás de Montesión»

Todo ello requiere un profundo análisis técnico y patrimonial sobre la viabilidad de los posibles planteamientos que la hermandad, sin olvidarlo, evalúa en función de esos factores que no solo dependen de la voluntad de la Junta de Gobierno o del cabildo de hermanos.

Señor de la Oración en el Huerto. Foto: Pinterest.

• Junto a ello, la hermandad afrontará tras esta Semana Santa la restauración del Señor de la Oración en el Huerto. ¿Hay fecha para la retirada del culto y las líneas de trabajo?

Sí, la previsión para la restauración de la talla del Señor de la Oración es que el profesor D. Pedro Manzano esté en disponibilidad de recibirla de inmediato.

Contamos ya con la aprobación del cabildo extraordinario de hermanos que se celebró a tal efecto y esperamos en breve la autorización de la Delegación de Patrimonio del Arzobispado de Sevilla.

La intervención busca la consolidación de los elementos estructurales portantes de la imagen y la eliminación de elementos de ensambles inadecuados.

Afortunadamente la talla se encuentra en buenas condiciones pues en 1995 ya fue intervenida en el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico.

«(…) La previsión para la restauración de la talla del Señor de la Oración es que el profesor D. Pedro Manzano esté en disponibilidad de recibirla de inmediato»

Del patrimonio artístico pasamos al humano. La hermandad hace una impresionante labor social y de caridad, ¿cómo se materializa en el día a día?

Esta actividad se visibiliza en: La atención continuada a los hermanos en situación de vulnerabilidad; la participación como patrono del economato del centro histórico donde participamos con más hermandades; la ayuda en sus quehaceres formativos a las Hermanas Oblatas; contribución en modo de becas para hermanos que en sus distintos grados de estudio, precisan de una ayuda para poder realizar sus matrículas; o con las madres comendadoras del Espíritu Santo, también tenemos un especial vínculo asistiéndolas en todo cuanto precisan. No podemos olvidar que nos acogen en su casa todos los años para la digna celebración de los cultos a nuestros Titulares.

A través del Consejo de Hermandades y Cofradías, la Hermandad de Montesión también participa en el Proyecto Fratérnitas en cuantas y aquellas necesidades que se nos trasaladan.

Por supuesto contribuimos con la Archidiócesis de Sevilla y con el seminario diocesano para posibilitar las ayudas en forma de beca para seminaristas.

Primer plano de la Virgen del Rosario. Foto: Alejandro Sigüenza.

• ¿Y de qué manera se enfocó esa labor social y de caridad durante los meses más duros de la pandemia que aún padecemos en todo el mundo?

En aquellos difíciles meses, la Hermandad se volcó con el prójimo, llegando a repartir más de 24 toneladas de alimentos, con especial aportación a los comedores sociales de Bellavista y del Pumarejo.

Con nuestra Parroquia de San Pedro y con los conventos de la feligresía estuvimos en permanente contacto aportando alimentos y elementos de primera necesidad que se requerían.

Ha sido una gran satisfacción comprobar como los hermanos se volcaron con su ayuda personal aportando su esfuerzo y dedicación para acompañar a quienes lo necesitaban y entregar esas cantidades de alimento que posibilitaban ayudar a repartir más de 300 comidas diarias en los comedores aludidos.

«(…) Los hermanos se volcaron con su ayuda personal aportando su esfuerzo y dedicación para acompañar a quienes lo necesitaban»

• Otro de los pilares de una hermandad es el culto y la formación. ¿Cómo los valora usted en la Hermandad de Montesión? ¿Podrían mejorar en algún aspecto?

Nosotros somos inconformistas y pensamos que todo es mejorable. Por ello, la Junta de Gobierno decidió desde hace 5 años volver a celebrar los cultos a sus titulares en la Iglesia Conventual del Espíritu Santo.

«Nosotros somos inconformistas y pensamos que todo es mejorable»

Allí, debido a su mayor aforo, se posibilita la asistencia de más hermanos que en nuestra capilla que, como bien sabemos es de reducidas dimensiones. Dignificamos también los cultos externos con la celebración anual del vía crucis con el Cristo de la Salud por las calles de feligresía y con el Rosario de la Aurora que todos los 1 de Noviembre la Hermandad celebra por las calles desde hace 52 años.

La formación es otro de los pilares fundamentales en nuestra vida diaria y desde la Diputación de Culto y Formación se estableció de común acuerdo con nuestro director espiritual un programa formativo que se desarrolla durante el curso y donde tiene cabida no solo los encuentros mensuales de este curso sino también convivencias y retiros que hemos celebrado este año con una peregrinación al Rocío.

• Y respecto a la economía de la corporación, que también es fundamental, ¿cómo se encuentran las cuentas de la cofradía en este momento?

Pues por fortuna muy saneadas. La Hermandad se encuentra al corriente de pago en todas sus obligaciones y con la tranquilidad de una brillante gestión económica que nos permite a día de hoy haber podido pasar estos dos años de pandemia donde no ha habido ingresos derivados de nuestra estación de penitencia ni por las subvenciones que todas las hermandades recibidos anualmente del Consejo de Hermandades y Cofradías.

«La hermandad se encuentra al corriente de pago en todas sus obligaciones y con la tranquilidad de una brillante gestión económica»

En la actualidad, la Hermandad está a menos de 5 años de acabar de pagar la hipoteca que en su día suscribió para la adquisición de nuestra casa de Hermandad.

Con la programación medida del plan de pagos restante de la hipoteca dentro de nuestros presupuestos anuales, en pocos años podremos disponer de unos importes anuales que hoy se dedican a dicha amortización, para dedicar esas cantidades a la vida de la Hermandad y poder realizar nuevos proyectos.

Presidencia ante el paso de la Virgen del Rosario. Foto: Hdad. De Montesión.

• Ya finalizando, quería preguntarle por sus primeros meses al frente de la hermandad. ¿Cómo los está viviendo? ¿Se siente satisfecho del trabajo que se está haciendo?

Ciertamente que estoy muy contento, satisfecho e ilusionado. El empuje que esta Junta de Gobierno imprime al día a día de nuestra hermandad, se nota. Acabamos de celebrar la Semana Santa donde hemos podido gozar de un Jueves Santo espléndido y muy añorado por toda la corporación ya que hemos estado los últimos 3 años sin poder realizar la estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral.

«El empuje que esta Junta de Gobierno imprime al día a día de nuestra hermandad, se nota»

Estamos siguiendo con tesón nuestros proyectos con los que concurrimos a las elecciones y por fortuna los de mayor envergadura, van prosperando.

Así, nuestro gran proyecto social para la implantación de una residencia de mayores en parte de un convento de la feligresía, está en su última fase administrativa y esperamos que en pocas fechas sea una realidad en la firma del convenio.

El columbario también es otro anhelado proyecto que la hermandad tiene y del que ya se han dado los primeros pasos. No son estos los únicos que estamos llevando adelante. Confiamos que este cuatrienio será muy fructífero para nuestra hermandad.

• Y después de unos años un tanto tumultuosos en la cofradía, ¿cómo ve el hermano mayor a su hermandad en este momento?

Afortunadamente la hermandad está cerrando esos tiempos pasados a base de que las instancias oportunas, nos den la razón en todo.

La vida de hermandad está más activa que nunca y los elementos de discordia ya no existen dentro de nuestra nómina.

“Afortunadamente la hermandad está cerrando esos tiempos pasados a base de que las instancias oportunas, nos den la razón en todo”

Titulares de la cofradía. Foto: Periodista cofrade.

• Por último, ¿qué le pide Alberto Balbontín al Señor de la Oración en el Huerto, el Cristo de la Salud y la Virgen del Rosario?

Pues en estos tiempos que vivimos, lo que más pido es la salud que tanto ha faltado en estos dos últimos años con motivo de la pandemia.

«(…) Lo que más pido es la salud que tanto ha faltado en estos dos últimos años con motivo de la pandemia»

Nuestras plegarias que se unen a las de Santo Padre y a las de nuestro Arzobispo para que cese la guerra en el Este de Europa.

También les pido que nos de fuerza y tesón para hacer aún más grande a la Hermandad de Montesión.