Sevilla

La emotiva carta del hermano mayor del Amor a los niños de la Borriquita en la que les pide «poner en marcha la imaginación»

El hermano mayor de la Hermandad del Amor de Sevilla, Juan Cruzado Candau, ha enviado una emotiva carta a los más pequeños de la Hermandad, a quienes debían acompañar a Nuestro Padre Jesús de la Sagrada Entrada en Jerusalén el próximo Domingo de Ramos y que no podrán hacerlo por las circunstancias en las que nos hallamos inmersos. Una misiva en la que les recuerda que «hoy es un día importante en nuestra casa, en la Hermandad del Amor a la que todos pertenecemos. A las 6 de la tarde nos reuniremos para tener la Función Principal del Señor de la Sagrada Entrada, “nuestra Borriquita”, y hoy va a ser aún más especial que otras veces», ya que «este año, además de la ilusión de rezar todos juntos, de recoger nuestro cirio que nos anunciaba que estaba muy cerca el Domingo de Ramos, tenemos que poner en marcha una cualidad que vosotros sabéis utilizar mejor que nadie: la imaginación»

«Porque podemos estar juntos y sentir al señor desde nuestro corazón, estemos donde estemos -prosigue la carta- Y quizás tengamos que vivir un año así para darnos cuenta de esta poderosa fuerza que nos da nuestra fe», les explica además de recordarles que «Dios esta en cada uno de nosotros y por eso nunca jamás estaremos solos». 

El hermano mayor les reconoce que «estamos viviendo un tiempo muy raro, que os está dejando sin colegio y sin poder salir de casa, sin ver a vuestros amigos ni jugar en la calle» pero en el que «aunque es difícil de entender, nos va a servir para aprender y valorar cosas en las que puede que no hayamos pensando antes, en la importancia de la FAMILIA que nos cuida y nos protege, en el valor de la convivencia y la posibilidad que tenemos de ayudar para que todos estemos mejor». 

«Y también -continua- es momento de aprender a echar de menos; a las personas que no podemos ver y a todo lo que antes hacíamos sin valorar lo suficiente» y les dice que «cuando pronto podamos salir, tenemos que apretar más que nunca a los que tanto queremos y a disfrutar mucho más de nuestro día a día, para agradecerle al señor todo lo que nos ha dado». 

Además, tras recordarles que «el Señor escucha mejor a los niños», les exhorta a «ser buenas personas, y que se note que lleváis al Señor dentro de vosotros. Porque los niños también tenéis una misión muy importante para que el mundo se ponga bueno, y si escuchas al señor en tu corazón sabrás cómo puedes hacer el bien, ahora y siempre»

«Queridos niños, la misma alegría que sentimos y contagiamos el Domingo de Ramos cuando se abren las puertas del Salvador, es la que tenéis que transmitir durante todos los días del año. Sed muy felices y nos vemos muy pronto», concluye la carta.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Color de fondo
Redimensionar imagen