Advertisements
Galerías, Sevilla

La Virgen de los Reyes espera la festividad de la Purísima con el manto de la Orden de Carlos III 

Una tradición sobrevenida induce la proliferación de imágenes devocionales marianas ataviadas en tonos celestes, con motivo de la llegada de la festividad de la Inmaculada Concepción, una festividad que en Andalucía goza de una singular trascendencia histórica, evidenciada en la defensa del dogma inmaculista que, a lo largo de los siglos, ha marcado la idiosincrasia de la religiosidad popular de este pequeño rincón de universo. 

La Virgen de los Reyes, patrona de Sevilla y su archidiócesis, no es una excepción de ahí que, con tal motivo, aparezca ataviada de manera singular esperando la llegada de una de las celebraciones esenciales de la forma de entender el cristianismo por parte de los andaluces. En esta ocasión, la Santísima Virgen luz el manto de la Orden de Carlos III, mientras que el Niño Jesús porta las botas bordadas de la Reina Victoria Eugenia de Battenberg, esposa de Alfonso XIII, componiendo un hermosísimo conjunto y una escena sencillamente maravillosa.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: