Córdoba

Pedro García rabia porque el Ayuntamiento pone en el callejero de Córdoba a Fray Ricardo, los Capataces Sáez, Miguel Arjona y a Jesús del Prendimiento

El portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Córdoba, Pedro García -que tiene bloqueado en Twitter al director de Gente de Paz, ha vuelto a evidenciar su animadversión manifiesta a todo lo que huele a incienso, iglesia y cofradías, protestando en rueda de prensa primero y a través de su cuenta personal de twitter después, por las calles que el ayuntamiento de Córdoba ha nominado en honor de personajes ligados íntimamente a la religiosidad popular cordobesa, como Fray Ricardo de Córdoba, los Capataces de la Familia Sáez o el escultor Miguel Arjona, o imágenes devocionales como Nuestro Padre Jesús del Prendimiento.

En concreto, el político comunista, que cobra de los impuestos de todos los cordobeses, incluidos los hermanos del Prendimiento, los católicos y los cofrades, ha afirmado en esta conocida red social que “si el consejo rector de hoy lo convocan en 1960 tendría el mismo orden del día en la cuestión del callejero, exaltación de golpistas y genocidas, nombramientos con simbología religiosa y todos los nombramientos son hombres”, esta última acusación, en el colmo del absurdo.

Conviene recordar que el Ayuntamiento de Córdoba, en un ejercicio de justicia poética y reconocimiento histórico que en algún caso resarce alguna deuda ha confirmado dónde se ubicarán las nuevas calles cofrades de Córdoba cuyo denominación ya anunció hace tan sólo unos días el concejal Salvador Fuentes, Tercer Teniente de Alcalde de Córdoba, y que además ostenta el cargo de Delegado de Hacienda, Urbanismo y Ordenación del Territorio, en una interesantísima entrevista concedida a Gente de Paz.

Así, en virtud de la petición realizada por la Agrupación de Cofradías de Córdoba, se denominará al Jardín de la plaza de San Andrés Jardín de Capataces Sáez. La Hermandad del Prendimiento tendrá también una plaza, denominada Jesús del Prendimiento, en el ensanche de la calle Abéjar en su confluencia con las calles Crucifijo y Ronda de Andújar.

Por su parte, a resultas de la petición formulada por el Museo de la Trinidad, elEscultor Miguel Arjona tendrá una calle que se situará en el pasaje peatonal comprendido entre la calle Escritora Carmen de Burgos y la Avenida del Aeropuerto. Finalmente, el jardín de la plaza de las Doblas, pasará a denominarse de Fray Ricardo de Córdoba, tras la petición formulada por el Redil Eucarístico de la Divina Pastora de Capuchinos. Cabe recordar que este enclave el Ayuntamiento de Córdoba, va a encargar un busto en memoria del inolvidable capuchino.

No ha sido la única patética pataleta de la extrema izquierda perpetrada en las últimas horas a cuenta de los nuevos nombres de calles de Córdoba. Al respecto, la parlamentaria de Adelante Andalucía, Ana Naranjo, ha solicitado amparo al Defensor del Pueblo Andaluz tras la decisión del gobierno municipal de la capital de seguir adelante y restablecer el callejero franquista, “obviando de esta manera la Ley de Memoria Histórica de Andalucía, la opinión y la decisión de la Comisión municipal de Memoria Histórica, conformada por colectivos memorialistas y expertos, y el acuerdo de Pleno del mandato anterior”.

La representante de la coalición radical exigió al Alcalde que “deje de provocar a las víctimas del franquismo y a los demócratas de esta ciudad, puesto que ese no es el papel que debe jugar aquella persona que representa a todos y todas los cordobeses y cordobesas, muchos de los cuales decidieron, en un proceso democrático, los nuevos nombres del callejero, como Foro Romano o avenida del Flamenco”. En este sentido, Naranjo ha recordó el proceso llevado a cabo en el mandato anterior, el cual –siempre según su sesgada opinión- fue muy participativo, pues contó con todos los colectivos memorialistas, además de con todas aquellas personas que forman parte del Consejo del Movimiento Ciudadano, de colectivos vecinales, asociaciones, etc.”

“Su pretensión de volver a exaltar a quienes acabaron con la democracia en nuestro país, en nuestras calles, es una burla a esas personas que participaron en dicho proceso pero, sobre todo, a las víctimas del franquismo”, añadió Naranjo. Ahora van a quitarles los nombres a esas calles, de esos golpistas, pero mantienen sus apellidos”. “Es una absoluta provocación que incumple la Ley de Memoria Democrática de Andalucía, y lo hacen con la connivencia del trifachito andaluz, el cual incumple la Ley de Memoria Estatal, así como las recomendaciones de la ONU”.

Queremos, continuó la parlamentaria, “una sociedad libre, que respete los valores democráticos de tolerancia y de respeto, y eso es incompatible con volver a exaltar en nuestras calles a esos que acabaron con nuestra democracia. Lo hacen, además, partidos a los que se les llena la boca hablando de la Constitución”. Por este motivo, le pedimos al Alcalde que “rectifique antes de que sea demasiado tarde y si no esperamos tener el amparo del Defensor del Pueblo Andaluz, así como de otras instituciones a las que acudiremos para restablecer los derechos de verdad, justicia y reparación”.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup