Advertisements
El viejo costal, Opinión

Un ángel que camine por la tierra tarareando una marcha, cerca de Fray Ricardo…

Desde ese lugar lejano, donde ahora estás, encerrado en ese silencio espeso, denso, estático. Ahí donde no existe ni la simulación de algún movimiento, ni de señal alguna, desde la más efímera nada.

Quiero hacerte llegar mi más personal cariño, mi admiración por toda tu vida dedicada a la creación y continuación de la obra cofrade, mi agradecimiento por cada una de las más bellas piezas a las que has dado una identidad clara, primaria, manifiesta a las cofradías de Córdoba y Andalucía.

Queremos que te llegue el agradecimiento de miles de cofrades, que tiemblan por tu estado, que temen por ti. Miles de personas se preocupan en todo el ancho de Andalucía, tu pensamiento ha quedado grabado a fuego por medio de tus palabras, tus homilías han sido catequesis de cofrades, de cristianos, de jóvenes y viejos, de todos los que pusimos atención a cuanto decías desde el púlpito de la vida.

Solo puedo, podemos, pedirle a la Reina de los Ángeles que disponga que sea un ángel el que se acerque a tu lecho, y que tarareé una marcha cerca de tu oído, que te conforte a ti. Y que a nosotros nos de la grandeza y la constancia de ánimo necesaria en las adversidades, le pedimos a Dios el que nos trate, a ti y a nosotros, con longanimidad, es decir con benignidad, clemencia y generosidad.

Necesitamos que tus pies pisen presurosos las piedras benditas de ese rincón de cielo y cal de la plaza de Capuchinos, necesitamos de tus palabras, necesitamos que veas de nuevo al elevar la vista, en el momento de consagrar en el altar del Convento del Santo Ángel, bajo tus manos  al Cristo de los Desagravios, necesitamos de tu presencia, guía y catequesis, somos cristianos y cofrades.

Y como San Francisco decía: “El diablo se alegra, sobre todo, cuando logra arrebatar la alegría del corazón del servidor de Dios.” Y es nuestro deseo que esté condenado a la tristeza más absoluta, esta tierra no es para los negros ángeles caídos, es solo para los que, como tú, se merecen desde esta tierra disfrutar con nosotros del mismo cielo.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies