Opinión, Una mirada de Esperanza

Una obra artística con mayúsculas: El manto de la Coronación de la Macarena

Nuestra Semana Santa, aparte de la gran variedad de imágenes a las que nuestras hermandades rinden culto, también estas imágenes traen consigo una serie de atributos patrimoniales que embellecen las propias imágenes y las ensalzan, complementando así unas estampas aún más hermosas.

En el día de hoy me traslado al barrio de la Macarena, y vamos a hablar sobre una de las prendas que conformaban la vestimenta de la Esperanza Macarena en la pasada Estación de Penitencia, la Madrugá Sevillana. Os hablo del Manto de la Coronación.

Manto de la Coronación en el paso de palio. Foto: Hermandad de la Macarena.

Este manto fue confeccionado en el año 1964, con motivo de la Coronación Canónica de la Esperanza Macarena.

El diseño de tal obra pertenece a Fernando Marmolejo y su ejecución y bordado a Elena Caro que lo terminó en tiempo récord, siendo una de las obras más “recientes” en la Semana Santa de Sevilla.

Me parece un manto digno de ser llamado obra de arte, primeramente, por la dificultad en las labores de bordado, ya que está bordado en oro, sobre terciopelo verde, aunque dicho color podemos apreciarlo muy poco debido a la gran cantidad de hilos de oro, sedas de colores y la pedrería que dicho manto lleva.

En segundo lugar, las dimensiones del manto, juntadas con el juego de bordados y sedas, hacen que sea aún más imponente.

Esperanza Macarena en su paso con el manto de la Coronación restaurado en la Semana Santa de 2022. Foto: Hdad. De la Macarena.

La Macarena para mi gusto, no necesita nada para cubrirlo todo con su divino rostro. Porque cualquier lugar por el que pasa o cualquier lugar en el que se encuentre lo llena de Esperanza con esa mirada, la mirada de una madre que te busca y a la que nosotros mismos buscamos en las distintas situaciones de nuestra vida.

Por eso vuelvo a afirmar que no necesita nada porque su rostro lo cubre todo, pero lo cierto es que semejante obra de arte como la que hemos hablado hoy, el manto de la Coronación, realza aún más si cabe su condición de Reina y Señora de todo lo creado, y la que Dios quiso un día que fuera, la Reina de Sevilla, su Esperanza Macarena.