Córdoba, El Rocío

Francisco Javier Guerrero Tena y Carmen Bernal, pregonero y cartelista de la Hermandad del Rocío de Córdoba

El pregón y la presentación del cartel tendrá lugar en la iglesia de San Pablo de Córdoba el próximo mes de abril

Con la mirada puesta en la próxima Romería de Pentecostés, la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Córdoba a designado a las personas encargadas de ilustrar con su verbo y con su pincel el acontecimiento más importante para el mundo que cada año inunda de peregrinos la única aldea del universo que no precisa de apellidos para ser mundialmente conocida. Una designación que ha recaído en Francisco Javier Guerrero Tena y en Carmen Isabel Bernal Humanes nombrados pregonero y cartelista de la Hermandad del Rocío respectivamente.

Según ha explicado la filial cordobesa, en una nota de prensa difundida al efecto, entre los principales motivos que han llevado a la junta de gobierno a tomar esta decisión destaca que tanto el pregonero como la cartelista son cordobeses y «íntimamente ligados con la corporación rociera y la devoción a la Blanca Paloma», según han concretado desde el órgano de gobierno de la hermandad. Francisco Javier Guerrero Tena forma parte desde hace varios años de la corporación cordobesa y ha sido miembro de la junta de gobierno ocupando el cargo de secretario y prioste. En la actualidad, con la nueva formación encabezada por López Guzmán ocupa el cargo de mayordomo. Guerrero ya ha pronunciado pregones como el de la hermandad del Rocío de Lucena y el de la Semana Santa de la localidad cordobesa de Villanueva del Duque.

Por su parte, Carmen Bernal sintió la atracción por la pintura, donde lápices y cuadernos siempre viajaban con ella a cualquier lugar. Fue creciendo como artista a partir de la realización de retratos a sus amigas en el colegio como regalo de cumpleaños, siempre bajo el consejo y guía de su padre. Con 18 años vio cumplido su objetivo e iniciada su meta de vida. Así, tras cursar el tercer año del Grado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, donde ya realiza su primera obra de imaginería: una virgen de advocación «Dolorosa». Se trata de un trabajo de segundo curso, donde se atrevió a realizar el busto y manos en barro cocido y policromado al óleo, con candelero de madera. Dicha imagen fue expuesta recientemente en la exposición Imaginería Escultórica, en la sede de la Fundación Cajasol de Córdoba, organizada por la Escuela de Artes Dionisio Ortiz. Esta talla ya estuvo presente en el Congreso Nacional de Jóvenes de Hermandades y Cofradías.

En cuanto al ámbito pictórico, Carmen Bernal ha realizados para diferentes hermandades. Recientemente, ha presentado el cartel del 75 aniversario del Señor de Humildad y Paciencia, de donde la joven artista es hermana desde su más corta infancia. Una obra que representa al Titular de la corporación capuchina y los lugares más emblemáticos por los que pasa cada Miércoles Santo. Fue en 2016 cuando debutó en el panorama cofrade de la cartelería, cuando realizó el cartel por el quinto centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús para la Archicofradía del Carmen de San Cayetano. Ha realizado el Cartel de Glorias de la ciudad de Córdoba.