Sevilla, ⭐ Portada

Macarena Olona: «Si pueden salir a la calle a celebrar sus manifestaciones ideológicas del 8M, por supuesto que es muchísimo más seguro estar debajo de un paso en Semana Santa»

La polémica visita de Macarena Olona, diputada por Vox en el Congreso, portavoz adjunto y secretaría general del grupo parlamentario en la cámara de Madrid, a la Esperanza Macarena, recibida con división de opiniones, a caballo entre la satisfacción de los muchos fans de la abogada del Estado y la incomprensión por parte de muchos cofrades que no alcanzan a entender qué privilegio ostenta Olona para poder estar cara a cara con la Reina de San Gil, no ha sido la referencia sobre las cofradías realizada por la diputada aprovechando su presencia en Sevilla con motivo de la celebración del Día de Andalucía, celebración que Olona afirmó no reconocer «como un día digno de conmemoración».

Durante su airado discurso contra feministas, PSOE y PP, en la plaza de San Francisco, la política alicantina tiró de populismo y evidenció su profundo desconocimiento sobre las cofradías, al igual que le ocurriera el pasado jueves a Fernando Simón, afirmando que «si las feminazis pueden salir a la calle a celebrar sus manifestaciones ideológicas del 8M, por supuesto que es muchísimo más seguro estar debajo de un paso en Semana Santa». Unas declaraciones que solo se pueden entender en boca de una persona que no tiene ni la más remota idea de lo que es un paso de Semana Santa, ni las distancias en las trabajaderas, ni el sudor que bajo los faldones se produce, ni el modo en el que se trabaja bajo un paso.

Si Fernando Simón demostró estar absolutamente desautorizado para hablar de lo que es un paso de Semana Santa y lo que significa este oficio, Macarena Olona demostró exactamente la misma ignorancia. Un conocido periodista sevillano de adopción afeó con razón a Simón, el pasado viernes, que se pronunciara acerca de una labor que desconoce profundamente. Olona merece exactamente la misma «amonestación». Porque más allá de denunciar el evidente riesgo de celebrar manifestaciones con la que está cayendo, dudar del riesgo que pueden correr los costaleros bajo un paso de Semana Santa, en el actual contexto pandémico, es una ridiculez de proporciones bíblicas.

No contenta con este arranque de populismo barato sin base alguna, Olona afirmó que «nos han robado la Navidad, nuestra Navidad cristiana y ahora pretenden robarnos nuestra Semana Santa», refiriéndose a la Semana Santa de Sevilla con el determinante «nuestra». Conviene recordar que Olona es alicantina pese a que en las últimas horas se haya rumoreado que su nombre se podría estar barajando para encabezar la lista de VOX en las próximas elecciones a la Junta de Andalucía, cuyo día, recordemos, afirmó no reconocer «como digno de conmemoración».

Cuando Olona asegura que «pretenden robarnos nuestra Semana Santa» cabe suponer que se refiere a «nuestras procesiones», toda vez que la Semana Santa se celebrará en apenas unas semanas, con procesiones o sin ellas, con o sin pandemia, con Fernando Simón y sus ocurrencias o sin sus torpezas, y con o sin la intervención ni de Macarena Olona, ni la de VOX. Una verdad irrefutable que las hermandades de Sevilla han entendido perfectamente pero que, al parecer ciertos políticos, distan mucho de llegar a comprender.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup