A paso mudá, 💙 Opinión

2019: Balance positivo

El año 2019 ha dado para mucho en las diferentes provincias. Ha sido un año en el cual han salido muchos pasos a la calle (a mi parecer demasiados), pero a su vez ha tenido una serie de actos únicos y, seguramente, casi irrepetibles. Hemos podido disfrutar de la primera mitad de los días de nuestra Semana Santa (Domingo de Ramos, Lunes Santo y Martes Santo), ya que el tiempo deslució las jornadas del Jueves Santo, Viernes Santo y el Miércoles Santo en algunos puntos de nuestra geografía.

Tirando para mi ciudad, Córdoba, pudimos ver un claro avance en las vísperas de la Semana Santa, concretamente en la jornada del Sábado de Pasión. Estas pro hermandades avanzan a pasos agigantados hacia el futuro soñado de entrar en la Semana Grande cordobesa. En cuanto a la Semana Santa, mi opinión respecto a algunas hermandades sigue siendo irrevocable. La Semana Santa de Córdoba necesita, bajo mi punto de vista, una reorganización íntegra, ya que creo que algunas hermandades no tienen sitio actualmente.

Llegando septiembre, surgían los nervios ya que una gran cantidad de Sagradas Imágenes entronizadas se darían cita en la Mezquita Catedral de nuestra ciudad. Este acto sí fue una magna en condiciones, nada que ver con el concierto andante que tuvo lugar años atrás. El cofrade pudo disfrutar de dos jornadas muy intensas que a priori parecían deslucidas por el tiempo, pero que finalmente vieron la luz. Pero antes de septiembre, en junio, tuvo lugar un gran acto con la procesión de San Rafael, el Sagrado Corazón de Jesús y la Virgen de los Dolores, viviendo momentos únicos que quizá no volvamos a ver. Y bajo mi punto de vista, una vez más este año, magnífica organización.

En cuanto a lo musical creo que, como en todos los ámbitos, nos queda que mejorar, pero creo que no vamos por mal camino. Ha habido cambios en hermandades que no han gustado por la tradición, pero la tradición también era sacar los pasos a ruedas y ya no es así. Cuando una formación musical va abandonando poco a poco su seña de identidad con el paso de los años, pasan cosas así.

En general, 2019 ha sido un año con un balance positivo en la Córdoba Cofrade a mi parecer. Espero que 2020 nos traiga menos procesiones porque sí, y más actos de fe, más hermandad entre todos y menos intereses.

Tengan todos una feliz entrada de año.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup